Información sobre vivienda y economía
para vender rápido no hay que cometer errores

Cómo vender un piso en dos días

Autor: equipo

El equipo comercial de gilmar presume de vender viviendas en una promoción de las rozas en tiempo record, mientras que hay alrededor de 100 viviendas anunciadas en idealista.com que llevan más de cinco años a la venta. ¿En qué se diferencian? ¿qué aciertos o errores cometen sus dueños?

Desprenderse de una casa de forma rápida no es imposible, sólo es cuestión de no cometer errores y transformarlos por aciertos. Aquí van algunos errores que debemos evitar extraídos del último artículo de el país en el que se ha consultado a expertos de gilmar, Look & Find, Izadi Consultores, Re/Max, BNP Paribas Real Estate, Tasaciones Hipotecarias AVM y Sociedad de Tasación

1) precio

Ser realista y poner un precio que permita la venta en el menor tiempo posible es la gran clave. Muchos dicen que no hay más secreto y alertan que en un entorno bajista de precios cada día que la vivienda pasa a la venta, vale menos

2) ser pasota

En este mercado, la paciencia cuesta dinero. Los primeros 15 días a la venta son los que más eficacia tiene la publicidad de un inmueble y cuando más interés despierta. Aprovecharlos es clave y "jugar" a la antigua estrategia de "no tengo prisa por vender y por eso pongo el precio alto" no funciona ahora

3) cerrarse en banda a rebajar

Nadie obliga a un vendedor a bajar el precio de su vivienda, pero si se quiere vender una casa conviene ser competitivos en precio. Ver que tu casa es de las más caras del barrio y cerrarte a rebajar el precio no es la mejor forma de vender. De hecho, algunos aconsejan poner el precio adelantado, es decir, poner el precio que podría tener esa casa dentro de seis meses en un mercado bajista como el actual

4) no dejarse asesorar

Calcular el precio de tu casa puede ser complicado en un entorno como el actual. Además, los propietarios siempre suelen aportar un valor "sentimental" a la casa que los compradores no tienen por qué tenerlo. Ponerse en manos de un profesional o alguna tasadora que ayude a poner un precio adecuado y catalice las visitas a la vivienda suele ser una buena idea. Ahora hay mucha competencia por vender y toda ayuda "contra el vecino" que también vende su casa es poca

5) rechazar ofertas

En un mercado bajista rechazar ofertas puede ser sinónimo de lamento posterior. Eso sí, hay que diferenciar entre los que realmente hacen una oferta coherente y los que hacen una oferta temeraria a sabiendas que se va a rechazar, es decir, hay que saber diferenciar un posible comprador de un cotilla

6) nervios al enseñar la casa

No conviene dar sensación de desesperación al vender la vivienda ni tampoco exagerar en exceso los aspectos positivos de la vivienda

7) firmar papeles con quien no debe

Los expertos también recomiendan no firmar un contrato de arras ni recoger la señal sin estar seguros de que el comprador va a conseguir una hipoteca. La tentación de firmar algo es elevada, ya que supone un paso ante la ansiada venta, pero también supone paralizar la venta de tu vivienda un par de meses hasta la firma. Si el comprador no consigue la hipoteca  puede quedarse con la señal si el contrato está bien hecho, pero si ésta es baja, probablemente se haya perdido más dinero y quizás algún comprador serio por quitar el cartel de se vende al estar comprometido

8) evitar los profesionales

A vece se huye de los agentes inmobiliario, pero si no se quiere complicar la vida ni que la venta del piso supongo un quebradero de cabeza es recomendable ponerse en manos de expertos, ya que nos ayudarán y facilitarán todo el proceso. No tendremos ni que enseñar la casa, ni que atender llamadas de cotillas, ni preparar más papeles que los necesarios ni que pelear cara a cara con el vendedor el precio

9) poner precio diferente en varios sitios

Si el particular pone un precio en un anuncio y la inmobiliaria pone otro genera desconfianza. Tu vivienda tiene que estar al mismo precio en todos los sitios en los que se venda, independientemente de quien gestione la venta

10) hacer un anuncio poco atractivo

Se puede poner el anuncio en diferentes idiomas si está en una zona propicia para los extranjeros y sobre todo hay que hacer un anuncio atractivo. Un anuncio con foto se ve un 203,9% más que uno sin ella. Uno con vídeo casero, un 64,4% más y, con vídeo profesional, un 423,5% más. Y un anuncio con visita virtual se visualiza un 220,9% más. Los recursos gráficos son vitales

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail