Información sobre vivienda y economía
el impago de las obras de mantenimiento, causa de desahucio

El propietario podrá exigir al inquilino que pague las obras de mantenimiento del piso

Autor: equipo

Una sentencia del tribunal supremo ha aceptado como causa de desahucio el impago de las obras de mantenimiento que se llevan a cabo en una vivienda alquilada. El propietario de la vivienda podrá repercutir en el arrendatario el importe de las obras de reparación necesarias para mantener la vivienda en estado de servir al uso convenido  

La decisión judicial se ha producido como respuesta a la denuncia presentada por un inquilino que, a pesar de haber pagado las cantidades que le reclamó su casero en concepto de mantenimiento del piso, quiso defender su postura de que no estaba obligado a hacerlo. Para su sorpresa, la justicia ha dado la razón al propietario del inmueble

El contrato de  alquiler objeto de disputa se firmó en 1947, al amparo de la ley de arrendamientos urbanos de 1967, que justificaba el desahucio en caso de impago de la renta y gastos asimilados. El tribunal supremo ha entendido que dentro de estos “gastos asimilados” se encuentran los gastos de mantenimiento del piso, y por tanto, su impago es motivo de extinción del contrato de alquiler. La sentencia resuelve la “jurisprudencia contradictoria” con la que las audiencias provinciales han tratado este tema hasta la fecha

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail