Información sobre vivienda y economía

Sareb aprieta el acelerador: ofrece a los fondos extranjeros una cartera de viviendas y suelo

Autor: Redacción

Sareb, la sociedad que gestiona los activos tóxicos de la banca nacionalizada, ha dado un paso más en su estrategia comercial. Si la semana pasada anunció que colgaba el cartel de venta a 150 solares repartidos por media España para atraer a inversores y promotores, ahora ha lanzado una campaña para engatusar a los fondos extranjeros.

Esta nueva oferta, denominada 'Proyecto Macarena', está compuesta por deuda de calidad, deuda impagada y créditos morosos que tienen 1.300 pisos y 30 parcelas como garantía.

La mayoría de estos activos está agrupado en cuatro grandes ciudades: Madrid (que tiene un peso del 24,5% del valor nominal), Barcelona (21,4%), Málaga (16,3%) y Tarragona, lo que aumenta el atractivo de la cartera de cara a los fondos internacionales al hacerlos más manejables.

La sociedad presidida por Jaime Echegoyen ha asegurado a los inversores que este proyecto tiene un potencial de revalorización importante gracias, entre otros motivos, a la mejora macroeconómica de España y a las oportunidades que está ofreciendo el sector residencial doméstico. Los expertos no dejan de insistir en que lo peor de la crisis ya ha pasado y que el mercado de la vivienda ya está dando síntomas de una clara estabilización.

Además de esta campaña, Sareb está ultimando otras dos carteras que saldrán al mercado antes de que finalice el año: una de ellas es de deuda y la otra, de créditos respaldados por activos terciarios (locales, logística, oficinas y hoteles).

Si sumamos las valoraciones de estas operaciones a las que ha ido realizando durante el verano, todo apunta a que la compañía reducirá su balance en 2.400 millones antes de que termine el ejercicio.

El hecho de que la firma haya pisado el pedal del acelerador en su estrategia comercial responde, por un lado, al freno que ha sufrido la venta del canal minorista (Sareb está migrando sus activos a cuatro gestores -Haya, Altamira, Solvia y Servihabitat-) y a la necesidad que tiene de quitarse de encima todos los activos posibles. Hace justo dos semanas, el Banco de España le comunicó las normas contables por las que se tiene que guiar y le exigió que valore a precios de mercado y de forma individual los 570.000 activos (400.000 inmuebles en garantías y 70.000 préstamos) que actualmente componen su cartera total.