Información sobre vivienda y economía

Carmena vs. Cifuentes: ¿Por qué se ha paralizado la Operación Chamartín?

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la presidenta de la CAM, Cristina Cifuentes
Gtres
Autor: Redacción

En el día en el que se reúnen por segunda vez todas las partes intervinientes en el desarrollo urbanístico de la zona norte del Paseo de la Castellana de Madrid para desatascar el futuro de la Operación Chamartín, las máximas responsables políticas de la región ofrecen su versión. La alcaldesa Manuela Carmena argumenta que el anterior proyecto incluía de forma artificial más espacio edificable, incluyendo tramos de vías y carreteras donde no se puede construir. La presidenta Cristina Cifuentes tacha la decisión de urbanismo ideológico.

Este 8 de junio el Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y BBVA volverán a sentarse en la mesa de negociación para tratar de sacar adelante el desarrollo urbanístico de la zona norte del Paseo de la Castellana, los principales dirigentes de las administraciones regionales han dado a conocer su opinión.

La alcaldesa Manuela Carmena ha ofrecido una columna de opinión en El País en la que afirma que la principal causa para desestimar el proyecto denominado Distrito Castellana Norte, elaborado por BBVA y la constructora San José, ha sido la decisión de Adif de introducir como zonas edificables del proyecto los espacios que corresponden a los suelos ferroviarios ni a otros sistemas generales de la ciudad, básicamente carreteras y vías del tren.

“La cantidad de edificación en esas franjas está artificialmente forzada, apelmazada”, afirma la alcaldesa en su columna. “Lo que se ha hecho ha sido excluir esa ‘sobrecarga’ artificial”, concreta Carmena, en el nuevo proyecto presentado por el consistorio y denominado Madrid Puerta Norte.

Por su parte, Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, asegura que la Operación Chamartín "está muerta porque la ha matado Podemos con la complicidad del PSOE". En su opinión, el urbanismo ideológico de la alcaldesa es el que ha hecho que se hayan paralizado no sólo este proyecto urbanístico, sino todos los que estaban en marcha en la ciudad.

En una entrevista a El Economista, Cifuentes señala que los prejuicios ideológicos del Ayuntamiento de Madrid "les han llevado a pensar que el empresario y el banquero son malos, sin darse cuenta de que, para crear empleo, tiene que haber personas que inviertan".

En relación con el proyecto Castellana Norte, Cifuentes recuerda que el proyecto alternativo que ha presentado el consistorio (bajo el nombre Madrid Puerta Norte) necesita volver a modificar el Plan General de Ordenación Urbana, lo que "en sólo trámites, tardaría al menos dos años". "Las cosas pueden rechazarse directamente o paralizarse presentando proyectos que son inviables, y eso ha ocurrido en esta ocasión", subraya.  

La presidenta de la Comunidad de Madrid recuerda que haber paralizado el Plan Chamartín significa haber dejado de crear 120.000 puestos de trabajo. También recuerda que está paralizado el proyecto del Edificio España, la Operación Campamento y la operación de Cuatro Caminos.