Información sobre vivienda y economía

Vender una casa con 'okupas' obliga al propietario a bajar un 42% el precio

Autor: Redacción

Es probablemente la peor pesadilla de cualquier propietario. Los ‘okupas’ son algo así como el ‘coco’ del sector inmobiliario. La crisis y el estallido de la burbuja han llenado de incómodos inquilinos promociones de vivienda nueva sin vender y pisos que permanecían deshabitados a la espera de encontrar un inquilino o que el mercado mejorase para ser vendidos.

Y, por si no fuera suficiente castigo no poder disfrutar de su propiedad, los dueños de estos inmuebles se ven obligados a aplicar un descuento del 42,4% frente a viviendas de similares características a la venta en su entorno si quieren deshacerse de ellas, según un estudio elaborados por idealista.

Este descuento viene motivado por el hecho de no poder disponer inmediatamente de la vivienda, no poder siquiera enseñarla o realizar fotos que muestren el estado de la misma para poder valorar los posibles desperfectos, que suelen ser abundantes.

Del mismo modo los nuevos propietarios son quienes se tienen que hacer cargo del proceso de desahucio –que puede dilatarse durante varios meses a pesar del llamado ‘desahucio exprés’– y de los posibles costes que pudiera suponer, algo que también influye de manera directa en la valoración económica del inmueble.

La vivienda ‘okupada’ tipo en venta suele estar ubicada en áreas urbanas, generalmente de reciente creación –muchas veces en desarrollos urbanísticos nacidos al calor de la burbuja inmobiliaria– o edificios desocupados en el casco antiguo de las ciudades. Su tamaño medio se sitúa en los 102 m2, y la tipología más repetida es el piso de 3 habitaciones.

Los mercados que más penalizan la ocupación

Asturias es la comunidad en la que mayor es el descuento que aplican los propietarios de viviendas ocupadas (-65,1%), seguida por Euskadi (-53,2%), Baleares (-52,2%) y la Comunitat Valenciana (-50,7%).

En Castilla y León el descuento aplicado es del 48,2%, mientras que en Cantabria se queda en el 46,7%. Por debajo están Andalucía (-44,7%), La Rioja (-44,4%), Aragón (-42,1%), Canarias (-41,9), Galicia (-41,8%), Castilla La Mancha (-41,3%) y Murcia (-41,2%).

Por el contrario, las comunidades donde el mercado penaliza menos a los propietarios con viviendas ocupadas son Navarra (-28,1%), Madrid (-35,3%), Extremadura (-36,6%) y Catalunya (-39,3%).

En cuanto al tamaño de las viviendas ocupadas, el ranking está liderado por Extremadura, con una media de 130 m2, seguida por Castilla La Mancha (129 m2), Galicia (110 m2), La Rioja (108 m2), Cantabria y Castilla León (107 m2 en ambos casos).

Por el contrario, Asturias tiene las viviendas más pequeñas, con una media de 74 m2, seguida por Navarra (85 m2) y Murcia (90 m2).

Te puede interesar:

Qué hacer para echar a un ‘okupa’ de tu casa