Información sobre vivienda y economía

El CEB concede 59 millones de euros a Barcelona para levantar 2.322 viviendas públicas

El Banco de Desarrollo del Consejo de Europa (CEB) ha aprobado al Ayuntamiento de Barcelona financiar con 59 millones de euros la construcción de viviendas de alquiler público. El crédito cubre un 23% del coste de 26 promociones que supondrán 2.322 nuevos pisos de los 8.854 que quiere poner el Gobierno municipal en el mercado inmobiliario con el Plan de Derecho a la Vivienda 2016-2025.

El crédito aprobado por el CEB se suma al préstamo de 125 millones que ya concedió el BEI (Banco Europeo de Inversiones) el pasado mayo para financiar la mitad de la construcción de 2,198 viviendas públicas. El equipo de la alcaldesa Ada Colau tenía entre sus promesas electorales construir 10.000 viviendas asequibles y, por el momento, parece que lo cumplirá. O al menos, los créditos para construir el parque público está en marcha. 

Con todo, el Consistorio barcelonés es una de las pocas administraciones españolas con superávit y prefiere contar con financiación externa para llevar a cabo su Plan de Vivienda 2016-2025, un plan que superará el mandato (hasta 2019) y, es ahí, donde recaen las dudas de si finalmente el objetivo del actual Gobierno municipal se materializará. 

El Ayuntamiento alega acudir a estas entidades europeas debido a "la inexistencia de una banca pública a la que recurrir ni en Cataluña ni en España", ya que ni el Inctituto Catalán de Finanzas, ni el Instituto Oficial del Crédito tienen líneas de actuación para promociones de vivienda pública de alquiler.

Una vez obtenido el sí al crédito, ahora el equipo de Gobierno deberá tramitar el proyecto de financiación a través del Consejo del Plenario municipal. Según sus cálculos, esperan que la firma por parte del resto de grupos municipales se obtenga antes de que acabe 2017.

Una de las promociones a destacar que se financiarán con el crédito del CEB es la construcción de 250 viviendas en Glòries, cuyo coste total será de 32.906.250 euros. Esa promoción forma parte de la reforma más faraónica que debe enfrentarse el equipo de Colau y que se remprenderá el próximo enero, junto a las obras del futuro parque de la Canòpia.