Información sobre vivienda y economía

Colau pide al Congreso medidas para regular los precios y la duración de los alquileres

Ajuntament de Barcelona
Ajuntament de Barcelona

La vivienda y su accesibilidad es un asunto mayor para la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Es por eso que ha acudido al Congreso de Diputados para debatir una reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) con todos los grupos parlamentarios el que considera "el principal problema de las ciudades españolas" al sentenciar que "el alquiler está descontrolado". Colau, que contactó con todos previamente, solo ha podido reunirse con Unidos Podemos y PP, y estos últimos "están abiertos a hablar del tema aunque con discrepancias".

El principal reclamo de la alcaldesa de Barcelona es la subida de precios que experimentan las principales ciudades del país, entre las cuales está Barcelona, una ciudad donde el alquiler ha aumentado un 28,7% en tres años (2014-2017), según según datos del Observatorio de la Vivienda (organismo en el que participa el Ayuntamiento de Barcelona).Para Colau, es una consecuencia de que la LAU marque una duración mínima de 3 años para los contratos de alquiler y es "una amenaza de la vida de nuestras ciudades" porque "produce la expulsión de los vecinos" no solo de las familias más vulnerables sino "también de las clases medias".

Las medidas que quiere debatir Colau son, principalmente, dos: ampliar la duración mínima de los contratos de alquiler y "limitar los aumentos abusivos del mercado privado". La duración de los contratos, que se redujo de cinco a tres con la reforma de la LAU en 2013, Colau considera que "impiden un proyecto de vida" porque los propietarios " te echan a los tres años sin causa justificada".

La intención de regular del precio del alquiler viene en Cataluña desde la Ley 18/2007 de Derecho a la Vivienda de la Generalitat. El año pasado, el Gobierno catalán puso en marcha un índice de referencia del alquiler, aún por perfeccionar, pero que el Gobierno central rechaza trasladarlo a todo el país. Colau ha declarado que "no pedimos controlar" los precios, pero "hay que regular unos precios que aumentan entre el 20 y el 30%".

Por esa razón, se ha presenciado en la Cámara Baja para poder reunirse con todos los grupos y poder consensuar una reforma de la LAU en ambos aspectos. De todos los grupos, solo ha sido recibida por el PP.  Aunque dialogantes, Colau discrepa con los populares porque "creen que hay que flexibilizar el mercado (del alquiler), como si fuera una mercancía cualquiera".

Ni C's ni PSOE se reúnen con Colau

Ni Ciudadanos ni PSOE le han recibido. La alcaldesa de Barcelona ha recriminado que "pese a avisarles con tiempo" no hayan "encontrado un momento" para debatir esta reforma que solicita. Los socialistas han aludido a una razón de "agenda" de la diputada Margarita Robles. Con todo, desde el PSOE han aclarado que "son conscientes de regular el mercado del alquiler y por eso hemos presentado nuestra propia propuesta" en el Congreso.

La formación naranja, por su parte, le comunicó a través de una misiva el pasado 26 de abril que “no compartimos muchos de sus planteamientos”. El portavoz de C’s, Juan Carlos Girauta, le explica que sus soluciones “agravaría” la problemática en relación a la Vivienda y le emplaza a comunicarse con Carina Mejías, la portavoz del partido en el Ayuntamiento de Barcelona.