Información sobre vivienda y economía

Andimac reclama al nuevo Gobierno mejoras fiscales en materia de rehabilitación de viviendas

El 80% del parque de viviendas de 25 millones de unidades tiene más de 30 años

Edificio en rehabilitación. / Ceprosan
Edificio en rehabilitación. / Ceprosan

La patronal que defiende los intereses de las empresas dedicadas a las reformas en el sector residencial echa en falta “medidas concretas” en el plan trazado para la vivienda por el nuevo Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. “Son buenas palabras, pero sólo parchean el problema de un parque de viviendas envejecido. Faltan medidas coyunturales para arreglar esta situación”, afirma a idealista/news Sebastián Molinero, secretario general de Andimac.

El nuevo Ejecutivo Central ha puesto su foco en la vivienda, pero sus planes no parecen haber convencido al sector: ni a los agentes dedicados a la obra nueva ni a los que están enfocados en la rehabilitación. Los primeros -socimis, promotoras, fondos…- temen un frenazo en las inversiones y los segundos consideran que las medidas adoptadas por el Gobierno son poco concretas. En esta línea, Molinero propone recuperar la deducción en el IRPF por obras de reforma para fomentar cambios estructurales orientados hacia modelos sostenibles, luchar contra la economía sumergida y mejorar las garantías de los consumidores.

La primera de las propuestas del secretario general de Andimac no es nueva. De hecho, ya estuvo vigente en el año 2010. Al final, la crisis terminó por ahogar estos beneficios fiscales y por derrocar esta medida en el 2012. Ahora, Molinero cree que es el momento de recuperar la deducción del IRPF para fomentar la rehabilitación de las viviendas. “Las subvenciones y los planes arreglan un problema a corto plazo, pero una política fiscal adecuada asienta una nueva cultura de reforma de vivienda que ya existe en otros países de Europa”, explica el secretario general de la patronal.

Para afrontar la lucha contra la economía sumergida Molinero tiene clara cual es la solución: la aplicación de un IVA reducido. “En la actualidad, las empresas pueden aplicar esta reducción del IVA al cliente final, pero sin embargo no pueden comprar materiales por debajo del 21% establecido. Por este motivo, son muy pocos los que optan por aplicar al particular la reducción del IVA”, explica el secretario general de Andimac, que también reconoce que esta falta de incentivos empuja a muchas compañías a “actuar en la Zona B” del sector. En este sentido, desde la asociación encuentran una relación entre esta medida y la mejora de las garantías de los consumidores. “Si cada vez más empresas empiezan a trabajar en la Zona A (con factura) los clientes tendrán más seguridad y derechos”, puntualiza Molinero.

Pero no son las únicas reivindicaciones del sector. Desde Andimac también trasladan la necesidad de dignificar el modelo laboral de la construcción fomentando de forma asociada el empleo juvenil. “Sólo el 17% de los trabajadores dedican a la reforma de viviendas son menos 35 años. Este es un problema para el futuro de este negocio”, explica el representante de la asociación.

Por último, solicitan al Gobierno completar la Ley de Cambio Climático incluyendo las edificaciones ya existentes, desarrollar una guía de buenas prácticas en reforma y hacer efectiva la Ley de la Morosidad “con un régimen sancionador tan eficaz como creíble”. Además, remarcan la necesidad de incluir medidas que fomenten la reducción del consumo de agua o del ruido asociado a obras de rehabilitación energética en el Plan Estatal para la Rehabilitación de Viviendas. Todas estas reivindicaciones se fundamentan en los datos que arroja la propia asociación: El 80% de un parque de viviendas de 25 millones de casas tiene más de 30 años y en España sólo se rehabilitan 40.000 unidades al años -un 0.16% del total-.