Información sobre vivienda y economía

Colliers: “El mercado de lujo en Madrid siempre tiene demanda, pero ya no se despachan viviendas”

Españoleto 19 es una de las promociones de lujo más castizas de Madrid. Primero, porque se trata de un edificio señorial de principios del siglo XX que ha sido íntegramente rehabilitado y segundo, porque se ubica en una de las calles más tradicionales del barrio de Chamberí. Una de las zonas de la capital con más demanda y que está comiendo terreno al mismísimo barrio de Salamanca.

Comercializado por Colliers, el edificio engloba el carácter de un inmueble de hace más de un siglo con las prestaciones que buscan los compradores del sector del lujo: unas viviendas amplias con elementos extra.

Responde a las características de un edificio señorial de 1903. En la rehabilitación se ha conservado la fachada original, que está protegida; el núcleo de escaleras, que es muy simbólico y señorial; que tiene entre sus valores característicos una altura de techos espectacular (más de tres metros y medio) y al que hemos dotado de una zona de ‘amenities’ espectacular que hace que sea un proyecto estrella ahora mismo en esta zona de Madrid”, explica Luis Valdés, director de residential sales advisory de Colliers.

La firma ha sido la encargada de diseñar la reforma del inmueble y el interior tanto de las viviendas como de las zonas comunes, y va a liderar también la comercialización de las viviendas. El edificio incluye siete unidades de entre 240 y 350 m2 y, según prevé Colliers, ya estarán vendidas en primavera.

A pesar de estar dirigida a todo tipo de clientes, la promoción tiene un público objetivo claro: compradores extranjeros de mediana edad, asentados económicamente, que suelen vivir en España la mayor parte de su tiempo y que dan importancia tanto a la ubicación como a la tranquilidad.

“En líneas generales, son personas que quieren trasladarse de las afueras al centro, que tienen cierta edad y que buscan buenas comunicaciones y servicios. También hay una pequeña parte de inversores o simplemente personas que buscan una casa nueva mejor que la que tienen y que son de esta zona. El cliente que es de Chamberí es muy fiel a Chamberí”, recalca Valdés.

A este perfil se añade el de aquellos potenciales compradores que no quieren renunciar a la ubicación, pero sin estar rodeados de comercios y restaurantes. “Estamos percibiendo que hay un nuevo cliente que ha descubierto que esta zona es muy señorial y ofrece más tranquilidad. Esa tranquilidad que ahora mismo el barrio de Salamanca no les puede dar”, agrega el director de residential sales advisory de Colliers.

Las viviendas de Españoleto 19 se están comercializando a un precio de entre dos millones y dos millones y medio de euros, a razón de unos 6.200 euros por m2.

A pesar de que estos números no son aptos para la inmensa mayoría de los compradores de vivienda, lo cierto es que el sector del lujo siempre tiene demanda.

El mercado de lujo en Madrid es muy activo e independientemente de cómo evolucione el mercado, es un tipo de producto que siempre va a tener demanda. Yo llevo vendiendo esto desde principios de 2010 y siempre ha habido demanda de vivienda de lujo en Madrid. Estábamos con la prima de riesgo disparada, a punto de ser intervenidos, y la gente compraba pisos de hasta 2,5 millones de euros”, aclara Valdés.

Una apuesta por los proyectos de lujo

La prueba de que Colliers apuesta por el mercado del lujo es que ha participado en los proyectos residenciales de lujo más famosos de los últimos cinco años en la capital. Participó en Lagasca 99, un proyecto promovido por la socimi Lar España y el gigante Pimco, en el que también ha trabajado el despacho de arquitectos liderado por Rafael de La-Hoz y que recientemente ha colgado el cartel de ‘100% vendido’. En este caso, el edificio incluye 44 viviendas de entre 330 y 700 m2, con un precio de unos 11.300 euros por m2.

Otra de las promociones más ‘prime’ en la que ha colaborado Colliers es en las viviendas del Complejo Canalejas, que comparten edificio con el primer hotel que la cadena Four Seasons abre en España y 16.000 m2 de galería comercial y de las que todavía quedan unidades disponibles. El proyecto, en el que ha participado el estudio Lamela Arquitectos, incluye 22 viviendas con superficies de entre 170 y 700 m2 y un precio cercano a los 14.000 euros/m2.

Además, y más en línea con Españoleto 19, la consultora está comercializando el proyecto residencial Espronceda 32, que incluye viviendas de entre 90 y 180 m2 con precios de entre 700.000-800.000 euros hasta 1,8 millones en el caso de los áticos. Situado también en Chamberí y con la participación de Lamela Arquitectos, este proyecto de obra nueva está enfocado a un perfil muy local que abarca parejas y familias jóvenes que quieren mejorar la vivienda actual que tienen o que viven de alquiler y quieren comprar y buscan una casa nueva con piscina, zona para niños, garaje, trastero... Por tanto, se trata de un público objetivo más joven que en el caso de Españoleto.

Este proyecto destaca por ofrecer vistas al exterior o bien al jardín interior, e incluirá piscina, una sala polivalente para celebrar reuniones de la comunidad o cumpleaños, un gimnasio y garaje, un bien muy preciado en esa zona. Además, se trata de una promoción residencial eficiente en términos de energía, una característica que escasea en la zona.

En Madrid capital también está trabajando en Marqués de Salamanca 11, donde están relanzando el proyecto y rediseñando la marca, con el análisis del diseño y la distribución de las viviendas junto a los arquitectos para adecuar el producto a la demanda. Fuera del centro, Colliers también participa en un proyecto de viviendas unifamiliares en Las Rozas. Y más a medio plazo, la compañía prevé desarrollar proyectos a aquellas ciudades donde tiene oficinas, como Barcelona, Valencia o Málaga.

Una nueva línea de negocio

En todas estas promociones de vivienda de lujo Colliers está impulsando una línea de negocio: además de la comercialización, interviene como asesor y diseñador de los interiores de las viviendas, lo que le permite ofrecer al promotor un servicio adicional. Se trata de una actividad que la consultora quiere impulsar en los próximos años.

“Lo que trabajamos es la parte de distribución de las viviendas y la búsqueda del tipo de cliente adecuado para poder adecuar el proyecto a su gusto, y siempre en contacto con el estudio de arquitectura y con el promotor para intentar optimizar los espacios. Todo eso se traduce en unas ventas más altas”, aclara Valdés.

Además, la firma actúa de asesora a la hora de elegir la memoria de calidades, de seleccionar proveedores, los acabados... “Por ejemplo, si tenemos que hacer diferentes opciones, si es mejor dejar que cada cliente pueda personalizar el espacio... y también nos encargamos de la decoración tanto de los pisos pilotos como de los ‘meeting places’, que son una especie de servicio de banca privada enfocado al sector inmobiliario. Es donde cliente puede ver las calidades de la casa, donde una marca se posiciona y donde se terminan sellando las ventas”, puntualiza Valdés.

Y es que, a pesar de que el mercado del lujo tiene demanda por sí mismo, el momento de mercado exige cuidar los detalles y poner al cliente en el centro de las miradas.

“Ya no se despachan viviendas. Ahora el cliente está informado y hay que cuidar mucho hasta el mínimo detalle. Da igual que sea un cliente de una vivienda de 400.000 euros que de 5 millones de euros. El trato a ese cliente debe ser extraordinario”, concluye el director de residential sales advisory de Colliers.