Información sobre vivienda y economía

El covid-19 empuja a Airbnb y a Booking hacia estancias de larga duración

Imagen de un alojamiento anunciado en Airbnb / Airbnb
Imagen de un alojamiento anunciado en Airbnb / Airbnb
Autor: Redacción

La aparición del coronavirus ha tenido un efecto devastador en el alquiler de pisos turísticos. Los problemas para desplazarse a otro país y el miedo al contagio han paralizado el turismo mundial. Ante esta situación, muchos propietarios han decidido cambiar de mercado y poner sus viviendas en un régimen de alquiler de larga duración. Pero no son los únicos, Booking y Airbnb han habilitado reservas que pueden oscilar entre los 7 y los 30 días en sus plataformas para atraer a un nuevo tipo de cliente: el empleado que busca teletrabajar en lugares aislados y tranquilos, según informa Cinco Días.

Cambio de modelo en las plataformas de alquiler de pisos turísticos. El covid-19 ha obligado a cambiar los planes de dos gigantes como Booking y Airbnb, que cuentan con siete y cinco millones de anuncios en todo el mundo, respectivamente. Las dos compañías necesitan realizar un giro en sus estrategias a corto plazo para cortar el descenso de sus ingresos. Hasta ahora, tanto Booking como Airbnb se centraban en estancias por horas o días, pero estos arrendamientos no funcionan ante un escenario en el que turismo es casi nulo.

Por este motivo, estas dos compañías han realizado un exhaustivo estudio de sus datos desde marzo para trazar un nuevo modelo de arrendamiento. Las cifras no mienten y ambas plataformas han comprobado como el tipo de cliente que utiliza sus servicios ha cambiado.

Ahora, no son turistas los que bucean en sus webs para encontrar una estancia vacacional fuera de sus países, sino personas que buscan un alojamiento cercano a su lugar de residencia y por periodos de tiempo que alcanzan hasta los 30 días. En este sentido, Booking afirma que el 40% de sus reservas corresponden a pisos, porque ahora sus usuarios valoran más la privacidad, el espacio y la seguridad que les proporciona este tipo de activo.

En este nuevo contexto han aparecido otro tipo de clientes: estudiantes, emprendedores expatriados o empresarios que buscan teletrabajar en una estancia tranquila y alejada. Booking ha decidido habilitar anuncios para estancias semanales y mensuales. Además, la compañía trabaja en un nuevo plan que posibilitará a sus clientes realizar arrendamientos por periodos superiores a los 30 días.

Por su parte, Airbnb también ha optado por esta nueva línea de negocio al ofrecer a sus usuarios alquileres de larga duración. Una medida que la plataforma ha implantado tras comprobar como el porcentaje de viajeros que optaban por un alojamiento a menos de 500 km de su lugar de residencia aumentaba un 28% tras la irrupción de la pandemia.