Información sobre vivienda y economía

Las grúas no llegarán a Madrid Nuevo Norte hasta 2026

DCN
DCN
Autor: Redacción

Belén Piserra, directora de negocio de Distrito Castellana Norte, explica en un encuentro organizado por el Economista que la mejor estimación es que el proyecto se inicie en un plazo de cinco años. De todos modos, Piserra matiza y afirma que “las grúas de construcción de ciudad, es decir, de infraestructuras, llegarían en 2023”.

La directiva también resalta que se trata de un proyecto a largo plazo, de hecho, se espera que dure cerca de 25 años. “Esta circunstancia es muy buena para ir surfeando los distintos ciclos inmobiliarios. Además todo el desarrollo cuenta con una gran solidez y seguridad jurídica”, afirma Piserra. En el evento también se encontraba Mariano González Sáez, viceconsejero de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de Madrid, que apoyó el discurso de esta última. “La seguridad jurídica es esencial para evitar situaciones que nadie desea posteriormente”, explica.

El coordinador general de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de la capital, José María Ortega, también se ha pronunciado sobre un proyecto que cambiará el aspecto del norte de la ciudad. “Madrid Nuevo Norte es un proceso urbano que lleva muchos años gestándose y que ejemplifica las dificultades del urbanismo para poder llevar a cabo los procesos de planeamiento y de gestión”, asevera Ortega que también destaca la sostenibilidad y la mezcla de usos del desarrollo.

Por su parte, Flavio Tejada, director de Arup Cities en Europa, destaca la gran competencia que existe en el Viejo Continente por sacar adelante grandes proyectos de transformación como el de Madrid Nuevo Norte. “Este desarrollo aporta esa lógica de que la construcción de una ciudad puede ser regenerativa de los valores ambientales. La construcción de la ciudad mejora la calidad ambiental y eso en Europa no existe, por eso el proyecto se ha convertido en un referente. Es el proyecto más ambicioso en regeneración de ciudad”, afirma.

En clave de sostenibilidad, se trata de un desarrollo que contará con 400.000 m2 de zonas verdes. Además, cerca del 75% del suelo irá destinado a equipamientos públicos. "Se plantea un modelo de ciudad de usos mixtos, donde se le dé respuesta al ciudadano de manera cercana y accesible a las actividades cotidianas tratando de reducir las necesidades de desplazamiento", explica la directora de Negocio de Distrito Castellana Norte.