Información sobre vivienda y economía

Una bonita casa en Países Bajos construida con BIM, la tecnología colaborativa que va más allá del 3D

Brooks Geenen | VLOT architecten
Brooks Geenen | VLOT architecten
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

El Modelado de Información de Construcción (Building information modeling o BIM, por sus siglas en inglés), la construcción modular y los materiales de madera con bajo contenido de carbono se combinan en el Buitenhuis sostenible, una pequeña casa de bajo impacto con hermosas vistas a las tierras de cultivo en Heinenoord, Países Bajos.

El resultado que podemos ver es el fruto del trabajo realizado por la firma de arquitectura holandesa. Una de las principales características de Buitenhuis es que posee una fuerte conexión con el exterior, no solo enmarcando vistas panorámicas del paisaje con una fachada acristalada completa, sino también integrando árboles y plantas en la estructura de techo verde. La casa está diseñada para ser completamente desmontable con conexiones secas para que se pueda quitar con un impacto ambiental mínimo.

Cuando los diseñadores se pusieron manos a la obra, lo hicieron tomando como objetivo principal uno que, a priori, puede parecer muy sencillo: “crear un lugar donde pudieran disfrutar más del jardín y la vista sobre el pólder. Hemos traducido esto en una estructura de madera que se entrelaza con su entorno inmediato. Los árboles y plantas existentes se incorporan a la estructura”, tal y como señalan en su página web. Para hacerlo posible, los arquitectos hicieron un adecuado uso del BIM como herramienta principal de diseño, de modo que, desde ese punto, desarrollaron modelos 3D para la base de acero y la estructura de carga de madera para minimizar los desechos de la construcción.

“La casa está completamente dibujada en BIM. En la obra se ha medido la piscina existente, estas coordenadas físicas se han utilizado como punto de partida digital. Los modelos 3D de la base de acero y la estructura de soporte principal de madera se han cargado, optimizado e intercambiado digitalmente varias veces. Como arquitecto, cumplimos el rol de planificador de trabajo y usamos el modelo BIM para ordenar todos los productos necesarios. Al averiguar todo de antemano, prácticamente no hubo desperdicio en el sitio de construcción”, señalan.

El modelado también dio lugar a un diseño de estructura modular basado en una cuadrícula de 1,5 metros con componentes prefabricados. El alerce laminado y la madera contralaminada son los principales materiales de construcción; los arquitectos también utilizaron aislamiento de fibra de madera, tarimas de padouk y madera contrachapada de abedul para los suelos y techos.

Para lograr el objetivo de difuminar al máximo la diferencia entre el exterior y el interior, el diseño concebido para crear Buitenhuis se abre a una gran terraza en un clima más cálido. El espacio habitable al aire libre expande la huella de la casa de 54 m2 a 210 m2. La plataforma está en voladizo sobre un jardín y una zanja existente, que sirve como límite entre el jardín y la tierra de cultivo que se extiende en todas direcciones. El jardín se riega con agua de lluvia recolectada del techo cubierto de sedum.

En términos de materialización, se ha trabajado mucho con la madera para mantener el impacto de CO2 de este edificio lo más bajo posible. Los voladizos proporcionan protección solar pasiva, lo que permite que sea totalmente eléctrica. Esa energía se utiliza para una calefacción por suelo radiante eléctrica, calderas eléctricas y cocina eléctrica. La elevación del techo permite que suba el aire caliente. Además, la fachada casi completamente abierta asegura la ventilación natural. que el viento pueda soplar por la casa.

Una metodología de trabajo colaborativa

En este caso, la herramienta protagonista ha sido el Building Information Modeling. Podemos definir este concepto como un proceso para crear y administrar información sobre un proyecto de construcción a lo largo del ciclo de vida del proyecto. Uno de los resultados clave de este proceso es el Modelo de información de construcción, la descripción digital de cada aspecto del activo construido. Este modelo se basa en información recopilada de forma colaborativa y actualizada en las etapas clave de un proyecto. La creación de un Modelo de Información de Edificios digital permite a quienes interactúan con el edificio optimizar sus acciones, lo que resulta en un mayor valor de vida útil para el activo.

Tal y como informan desde la asociación BuildingSMART Spanish Chapter BIM, se trata de “una metodología de trabajo colaborativa para la creación y gestión de un proyecto de construcción. Su objetivo es centralizar toda la información del proyecto en un modelo de información digital creado por todos sus agentes”. De tal modo, a partir de esta forma de trabajar se da un paso más allá en los “sistemas de diseño tradicionales basados en el plano, ya que incorpora información geométrica (3D), de tiempos (4D), de costes (5D), ambiental (6D) y de mantenimiento (7D)”.

De esta forma, con el uso del Modelado de Información de Construcción, se logra un importante avance en cuestiones que trascienden el diseño, hasta el punto de alcanzar otras fases tales como la ejecución del proyecto y extendiéndose a lo largo del ciclo de vida del edificio, permitiendo la gestión del mismo y reduciendo los costes de operación.