Información sobre vivienda y economía

Buenas perspectivas de recuperación del mercado de las segundas residencias

Repasamos de la mano de los expertos qué está impulsando las compras de segundas residencias y en qué zonas

Autor:

El mercado inmobiliario va recobrando poco a poco la normalidad cubierto, además, por un halo de optimismo. Tras el verano ya observamos en las cifras un repunte de las compraventas en distintos segmentos del mercado. Uno de ellos es, precisamente, el de las segundas residencias que, seguramente motivado por la relajación de las medidas de movilidad tras la vacunación, está viviendo un momento dulce.

Una buena perspectiva que no escapa a los ojos de los expertos. “Vemos una recuperación clara tanto en el segmento nacional como el internacional” afirma Raf Jacobs, CEO de Inspire Property Experts. Y es que, aunque ambos grupos de compradores no buscan los mismos inmuebles ni en las mismas zonas, ambos han registrado buenas cifras de actividad en los últimos meses. Según Jacobs es una “evolución muy lógica” que tiene detrás varios factores.

Factores que influyen en esta dinámica

“Ganas por salir de la ciudad, es el motor del mercado”. Así justifica Jacobs el aumento de la demanda para comprar una segunda residencia en nuestro país. Y no le falta razón, sobre todo tras lo vivido durante la pandemia. Muchos ciudadanos anhelan “disfrutar de un fin de semana en un sitio con naturaleza, más espacio, menos polución, menos ruido”, explica el CEO de Inspired Property Experts, porque “el sueño de poder tener una segunda residencia está ahí”.

Así es como la demanda solvente ha comenzado a comprar una segunda residencia. Es decir, los que han conservado el empleo y poseen ingresos recurrentes. Pero también tenían ahorros suficientes. Porque precisamente por el parón de la actividad en 2020, la capacidad de ahorro de estos ciudadanos les ha permitido dar ese paso. 

Luis Corral, CEO de Foro Consultores Inmobiliarios, coincide en ambos puntos con Jacobs, pero también apunta a otros factores como detonantes de esta bonanza. El experto afirma que “el teletrabajo ha cambiado la forma de vivir y la necesidad de espacios más abiertos”. Esto hace que, “la segunda residencia haya aumentado su atractivo”, concluye.

Antes de la pandemia la segunda residencia se veía como un activo “para vacaciones, puentes o pensando en la jubilación”, explica Corral. Sin embargo, ahora tiene “un componente adicional”, aclara el analista.

Así pues la previsión de recuperación es muy positiva. Según Luis Corral “la tendencia es alcista y a medida que hay más movilidad, más interés, no solo por parte de extranjeros, también del comprador nacional”, la recuperación será más rápida.

Esto se une a los bajos tipos de interés y al mantenimiento de los precios. Ambas cuestiones están haciendo que esta clase de residencias se postulen como una buena oportunidad en el mercado. De hecho, invertir en vivienda sigue siendo una de las opciones preferidas de los pequeños ahorradores. Cerca del 22% de españoles tiene una segunda residencia a su nombre.

¿Cuáles son las zonas más demandadas?

Las zonas de España más demandadas para comprar una segunda residencia son Andalucía, Levante y Baleares. Sin embargo, desde Foro Consultores Inmobiliarios señalan que “la segunda residencia no se centra sólo en enclaves costeros, también dentro de la propia provincia o de la comunidad autónoma”. Es decir que el interés de los nuevos compradores también se centra en las zonas cercanas a las grandes ciudades.

Para Raf Jacobs existen dos tendencias muy definidas. Por un lado, aquellos que quieren una segunda residencia cerca de la primera “para poder ir el viernes por la tarde y volver el domingo”. Y otros que gracias a ese teletrabajo antes mencionado, buscan una residencia un poco más lejos. Éstos perfiles tienen “un ritmo laboral flexible y no tienen que hacer caravana un viernes”. Éstos disfrutan de un “upgrade muy grande en el estilo de vida”. Y es gracias al teletrabajo.

¿Ha influido en esta mejoría el aumento de la inversión extranjera?

Según Raf Jacobs, “el inversor extranjero está volviendo a España y no solo para segundas residencias”. Lo hacen por los mismos motivos que los compradores nacionales, sin embargo se les une otro: el buen clima.

Pero si buscamos motivaciones más racionales, también las hay y tienen un gran peso. Según confirma Jacobs, el coste de vida en España es más bajo que en otros países europeos. También los precios de las viviendas y su evolución en el último año y medio. Mientras que en “países como Bélgica, Canadá o Estados Unidos, los precios han subido en torno a un 10%, en España, la vivienda ha hecho lo contrario, ha bajado”, afirma. 

Una conclusión que ya se daba antes de la pandemia, pero que ahora ha recobrado su protagonismo. En cualquier caso, una demanda nacional y extranjera que está creciendo pero que poco a poco, afirma Luis Corral, “puede que acabe afectando a los precios”. Algo en lo que coincide Raf Jacobs.

Por su parte, Luis Corral aclara que esta “mejora en la demanda de segunda residencia, en general de nuestros vecinos europeos y también de los españoles”, se produce porque “hay liquidez en el mercado”.