Información sobre vivienda y economía

Rentas altas, socimis, bancos, tecnológicas y ahorradores: se avecinan más impuestos para (casi) todos

Autor: Redacción

El Gobierno ya ha llevado al Congreso su proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019. A la espera de que su contenido se negocie entre las diferentes fuerzas políticas para salir adelante, toca revisar qué propuestas impositivas incluyen las cuentas públicas previstas para este año, en el que Hacienda préve una recaudación récord. 

Y es que hay medidas para todos los gustos: desde la subida del IRPF a las rentas más altas, hasta la eliminación de las bonificaciones al gasóleo, la puesta en marcha de un gravamen para las sociedades de inversión inmobiliaria (socimis) o la llegada de un tributo específico que deben asumir las grandes corporaciones tecnológicas, sin olvidar el impuesto a las transacciones financieras o la subida del gravamen al ahorro.

Se trata de la mayor subida de impuestos a la que se enfrenta España desde 2012, aunque también incluyen algunas rebajas del IVA en productos específicos como la higiene femenina, los servicios veterinarios o los periódicos y libros, así como una rebaja de Sociedades para las pequeñas empresas. Resumimos en qué consisten y cómo afectarán a la recaudación las medidas que propone el Ejecutivo:

  1. Subida del IRPF a las rentas altas. Hacienda calcula que unos 80.000 contribuyentes sufrirán una subida de los impuestos a la renta. En concreto, el Gobierno plantea un alza de dos puntos para las rentas de más de 130.000 euros anuales, y de cuatro puntos para las que superen los 300.000 euros. Recordemos que se trata del tramo nacional, al que habría que sumar el autonómico. Con esta medida se podrían recaudar unos 328 millones de euros este año.
  2. Subida del IRPF a las rentas del ahorro. También se avecina un aumento del IRPF de cuatro puntos a partir de 140.000 euros. Una medida que afectaría a cerca de 21.000 contribuyentes y que aportará en torno a 332 millones de euros a las arcas públicas en el año 2020.
  3. Se establece un tipo mínimo en el Impuesto de Sociedades. El tributo que grava el beneficio empresarial se queda sin bonificaciones, con el fin de garantizar el pago de unos tipos mínimos. Para las grandes empresas el tributo mínimo es del 15%, porcentaje que sube al 18% en el caso de bancos y empresas de hidrocarburos. Los Presupuestos también contemplan una reducción del 5% de la exención por dividendos obtenidos principalmente en el exterior. Esta medida, que afectará a unas 10.100 empresas, proporcionará unos 1.776 millones de euros adicionales al erario público.
  4. Las socimis deben pagar por los beneficios que no repartan vía dividendos. Las sociedades de inversión inmobiliaria están exentas de pagar el Impuesto de Sociedades, porque están obligadas a repartir al menos el 80% de sus beneficios vía dividendos. Así, para evitar la doble imposición, son los accionistas los que pagan los tributos a través de la renta. No obstante, ahora el Gobierno quiere gravar con un tipo del 15% los beneficios que no distribuyan vía dividendos. La medida afectará a más de 200 vehículos y supondrá una recaudación adicional de 10,5 millones de euros.  
  5. Subida del Impuesto de Patrimonio. Otra de las medidas que afecta a las rentas altas el incremento del Impuesto de Patrimonio. Afectará a unos 2.550 contribuyentes y supondrá un alza de 339 millones de euros de recaudación para las arcas públicas. Se trata de un tributo inexistente en el resto de Europa: solo lo aplica Francia y prevé eliminarlo a lo largo de este ejercicio.
  6. Llega el impuesto a las transacciones financieras. El Gobierno también ha incluido en las cuentas la creación de este impuesto, con el que espera recaudar nada menos que 850 millones de euros. Este tributo grava con un 0,2% la compraventa de acciones de empresas cotizadas con una capitalización bursátil superior a los 1.000 millones de euros.
  7. Se crea el impuesto sobre determinados servicios digitales. Es la llamada ‘Tasa Google’ con la que el Ejecutivo espera recaudar unos 1.200 millones de euros gracias al aumento de los impuestos sobre los beneficios de los gigantes tecnológicos que operan en nuestro país. En concreto, grava con un 3% los servicios de publicidad online, servicios de intermediación online y la venta de datos. Afecta a las compañías que obtengan 750 millones de facturación a nivel global y 3 millones en España.
  8. Se reducen las bonificaciones al gasóleo. Las cuentas de este año contemplan un impulso a la bautizada ‘fiscalidad verde’, basada principalmente en reducir las bonificaciones del impuesto especial sobre el gasóleo. La medida solo afectará a particulares (los profesionales se libran), y permitirá a Hacienda recaudar unos 670 millones de euros. No obstante, el Gobierno asegura que tendrá un impacto muy limitado en el bolsillo de los ciudadanos de unos 3,3 euros al mes para un conductor medio.

También hay bajadas de impuestos

Además de la subida de las pensiones, del sueldo a los funcionarios y del repunte de partidas como las ayudas a la dependencia, la eliminación del copago farmacéutico para las rentas más bajas o la lucha contra la violencia de género, los Presupuestos de este año incluyen algunas bajadas de impuestos, dirigidas a las empresas de menor tamaño y a los consumidores.

  1. Las pymes pagarán menos vía Impuesto de Sociedades. El Gobierno propone una rebaja de dos puntos (del 25% al 23%) el gravamen para aquellos negocios que facturen menos de un millón de euros. Según Hacienda, una de cada cuatro empresas que tributan por Sociedades verá rebajada su fiscalidad y supondrá una ‘pérdida’ de recaudación de unos 260 millones de euros.
  2. Baja el IVA de algunos productos. Las cuentas de este año incluyen algunas bajadas puntuales del IVA. Por ejemplo, los productos de higiene femenina pasarán del 10% al 4%, mientras que los servicios veterinarios pasarán del 21% al 10%. En el caso de las revistas, los libros y los periódicos electrónicos, el IVA baja del 21% al 4%. Estas tres medidas supondrán recaudar 77 millones de euros menos al año.