Información sobre vivienda y economía

Qué empresas pueden pedir las ayudas de liquidez por el coronavirus y a qué pueden destinar el dinero

La Moncloa
La Moncloa
Autor: Redacción

El Gobierno ya ha detallado en qué va a consistir el primer paquete ecónomico dirigido a ayudar a las empresas y los autónomos afectados por la expansión del coronavirus.

Según explica el Ministerio de Economía, el Consejo de Ministros ya ha desbloqueado en esta primera ronda una quinta parte de los 100.000 millones de euros que va a destinar a garantizar la liquidez empresarial y preservar la actividad y el empleo a través de avales públicos. Por tanto, ya están disponibles los primeros 20.000 millones de euros, de los que el 50% está reservado a pequeños negocios.

¿Y qué empresas se pueden beneficiar de estas medidas? La respuesta es que las pymes y los trabajadores por cuenta propia que sean solventes. Y es que las condiciones que ha puesto el organismo dirigido por Nadia Calviño son que a cierre de diciembre de 2019 las empresas que no estuvieran en situación de morosidad y que no solicitaran el concurso de acreedores antes del 17 de marzo.

Por otro lado, y en lo que se refiere al destino de las ayudas, el Ministerio asegura que "la línea de avales garantizará los nuevos préstamos y las renovaciones concedidos por entidades financieras a empresas y autónomos para atender las necesidades de financiación derivadas de pagos de salarios, facturas, necesidad de circulante u otras
necesidades de liquidez, incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias"
.

La línea de garantías será gestionada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y recibirá solicitudes de las empresas y los autónomos interesados hasta el 30 de septiembre de 2020. Para ello, deberán dirigirse a las entidades financieras con las que el ICO haya suscrito los
correspondientes acuerdos de colaboración. Además, los avales tendrán carácter retroactivo y podrán solicitarse para las operaciones formalizadas con posterioridad a la entrada en vigor del real decreto de medidas urgentes que recoge esta línea de ayudas y que se produjo el pasado 18 de marzo.

¿Y qué se consigue con el aval? Según el Ministerio, "el aval garantizará el 80% de los nuevos préstamos y renovaciones de operaciones solicitadas por autónomos y pymes. Para el resto de empresas, el aval cubrirá el 70% del préstamo nuevo concedido y el 60% de las renovaciones". Además, "el aval emitido tendrá una vigencia igual al plazo del préstamo concedido, con un plazo máximo de cinco años, con un coste de entre 20 y 120 puntos básicos, que será asumido por las entidades financieras". 

Por su parte, la patronal bancaria ha dado la bienvenida a estos 20.000 millones de financiación avalada por el Estado, y señala que esta línea "recoge el compromiso de los bancos de garantizar la liquidez y el crédito necesarios a las empresas y a los autónomos para que puedan superar las dificultades derivadas de la crisis sanitaria".

En un comunicado, la AEB también recalca que “este primer tramo de avales nos permite poner rápidamente el programa en marcha, comprobar que el mecanismo funciona y conocer la dimensión real de las necesidades de liquidez y financiación de nuestros clientes”, e insiste en que “ninguna empresa española solvente debe tener problemas de liquidez ni de financiación. Los bancos, con la ayuda del programa de avales públicos, están aquí para garantizar la supervivencia de las empresas y autónomos afectados por esta crisis sanitaria. Queremos y podemos hacerlo”.