Información sobre vivienda y economía

Ni España, ni Alemania, ni Francia: las hipotecas más baratas de la eurozona las tiene Finlandia

Las principales potencias europeas tienen un sinfín de motivos para liderar todo tipo de rankings económicos. Son los que generan más riqueza, los que más inversiones captan e incluso los que consiguen vender más productos al exterior. Sin embargo, no pueden presumir de tener un tipo de interés hipotecario competitivo dentro de la eurozona.

Según los datos del Banco Central Europeo (BCE) las hipotecas más baratas de toda la región no están en Alemania, ni en Francia, ni mucho menos en España. Están en Finlandia.

Esa es la lectura que deja el último informe que ha publicado la autoridad monetaria sobre los tipos de interés que aplican los bancos a los nuevos préstamos para la adquisición de una vivienda. Y es que el interés del 1,15% que aplicaba el país nórdico en el mes de julio no tiene parangón en la eurozona.

En Alemania, por ejemplo, el tipo de interés medio de las nuevas hipotecas se situó en el 1,73%, mientras que en Francia se elevó hasta el 1,77% y en Austria alcanzó el 1,87%. La media de la eurozona se situó en el 1,92%, mientras que el promedio en países como Italia o Bélgica rebasó el 2% (aunque por la mínima). En el caso de España, el interés fue algo inferior: se quedó en el 1,91%, igual que en Portugal.

La brecha que existe es evidente, y eso que las grandes potencias continentales registran algunos de los intereses más ventajosos de toda la zona de la moneda común. En Estonia, Grecia, Letonia, Chipre, Malta, Eslovenia e incluso Países Bajos el tipo de interés supera ampliamente el 2%. Aún peor es la comparativa con Irlanda, donde se elevó hasta el 3,24%. Así pues, el tipo finlandés fue prácticamente tres veces más bajo que el irlandés.

Pero que nadie piense que las hipotecas baratas en el país nórdico no son flor de un día: han sido la constante durante todo el año y han vivido una de las caídas interanuales más pronunciadas.

Según las estadísticas del guardián del euro, las nuevas hipotecas se han abaratado un 16,1% en Finlandia, porcentaje que supera a la media de la eurozona (-13,5%), la española (-9,9%), la alemana (-13,5%) o la portuguesa (15,5%). Solo en Eslovaquia (-27,3%), Francia (-17,7%), Italia (-17,7%) y Bélgica (-17,5%) han registrado un descenso interanual más pronunciado.

España, por detrás de los grandes de Europa

España no destaca en estas últimas estadísticas del BCE: ni está entre los cinco países con los tipos de interés más bajos ni tampoco ha vivido una de las caídas interanuales más destacadas.

En concreto, el tipo de interés que aplican las entidades a los nuevos préstamos para comprar vivienda es el sexto más reducido, empatado con Portugal. Nos situamos por detrás de Finlandia (1,15%), Luxemburgo (1,66%), Alemania (1,73%), Francia (1,77%) y Austria (1,87%), pero estamos mejor que la media de la eurozona (1,92%), Italia (2,04%) o Irlanda (3,42%).

En la comparativa interanual tampoco somos protagonistas: de los 16 países de la eurozona que han vivido una caída de los intereses ocupamos la décima posición. Solo hemos vivido un descenso mayor que Irlanda (-5,3%), Grecia (-0,7%), Letonia (-2%), Malta (-1,8%), Países Bajos (-8,5%) y Austria (-3,6%). También estamos mejor que los únicos tres socios que han  registrado un repunte en los tipos de interés ligados a los préstamos hipotecarios: Estonia, donde las hipotecas se han encarecido un 6,6% en los últimos 12 meses; Lituania, con un alza del 16,6% y Chipre, que ha vivido un repunte del 20,2%.