Información sobre vivienda y economía

10 datos para entender cómo ha sido 2016 para la bolsa española

El mercado ha vivido un ejercicio de alto voltaje que va a acabar mejor de lo que cabía esperar. A pesar de que el Ibex ha vivido su peor sesión de la historia tras la victoria del Brexit, el valor del conjunto de la bolsa ha subido hasta rozar el billón de euros. Por otro lado, y según el informe anual que ha publicado Bolsas y Mercados Españoles (BME), los extranjeros han sido los principales accionistas del mercado, las socimis han liderado las salidas a bolsa y solo encontramos dos sectores que han recuperado los niveles precrisis. Resumimos una decena de datos para entender el año:

1. Las cotizadas españolas valen un billón de euros

Todas las empresas que componen la bolsa española suman una capitalización que ronda el billón de euros, lo que significa que su valor de mercado equivale prácticamente al PIB doméstico; es decir, a la riqueza que es capaz de generar nuestro país a lo largo de un año.

Este valor es un 1,7% superior al del cierre del año pasado y permite a las cotizadas recuperar 300.000 millones de euros de capitalización desde los mínimos registrados en 2012, justo cuando el Estado salió al rescate de Bankia y la tormenta de los mercados financieros disparó la prima de riesgo por encima de los 600 puntos básicos. Ese capítulo de inestabilidad acabó con las famosas ‘palabras mágicas’ que pronunció Mario Draghi, el presidente del BCE, a finales del mes de julio. El guardián del euro dejó claro entonces que haría cualquier cosa por preservar el euro, lo que supuso un punto de inflexión en la crisis de deuda.

2. El Ibex vive su peor jornada de la historia

El 24 de junio pasará a la historia. Ese día, cuando se conoció la victoria del Brexit, el principal indicador de la bolsa española sufrió la mayor caída que se recuerda hasta la fecha: se dejó nada menos que un 12,35%. “Para poner en valor la importancia de lo ocurrido el 24 de junio tal vez lo mejor es acudir a otras fechas relevantes del pasado. La segunda mayor caída del IBEX 35 en su historia tuvo lugar el viernes 10 de octubre de 2008, un mes después de la quiebra de Leman Brothers. El selectivo español bajó ese día 9,14% y, en esa misma semana, descendió un 21,20%”, recalca el informe.

A pesar de este varapalo, el segundo semestre está siendo mucho más positivo y el Ibex 35 ha logrado reducir sus pérdidas anuales hasta el entorno del 2%, mientras que hace apenas dos semanas las caídas del conjunto del año rondaban el 9%.

3. Los extranjeros controlan el 43% de las acciones

La inversión en la bolsa española sigue protagonizada de forma mayoritaria por los extranjeros, más de tres cuartas partes de la actividad negociadora tienen como comprador o vendedor algún inversor no residente y son propietarios del 43,5% del valor de las acciones españolas cotizadas al cierre del primer semestre del año. Esta proporción supera levemente la registrada en 2015, cuando los inversores foráneos ostentaban el 42,3% del total según el informe de BME sobre cómo han ido cambiando a lo largo de los años los dueños de la bolsa española.

También los hogares avanzan en su cuota de propiedad hasta superar el 25% en junio tras anotar una importante mejora de su patrimonio financiero neto como fruto de una persistente labor de reducción de deuda. En el lado opuesto remarcar la reducción de la participación del sector bancario como propietario de acciones españolas cotizadas hasta un mínimo histórico del 3%, cuando hace 10 años ostentaban alrededor del 15%.

4. Baja el volumen y el número de operaciones

Otro dato que resume cómo ha sido el ejercicio 2016 es el del volumen negociado y el número de operaciones que se han llevado a cabo, que han bajado este año como consecuencia de las incertidumbres provocadas por el Brexit, la victoria electoral de Donald Trump en Estados Unidos o los 10 meses que ha estado España con un Gobierno en funciones.

En este sentido, el informe destaca que “el volumen negociado en la bolsa hasta noviembre fue de 603.921 millones de euros, un 32% menos del registrado hasta la misma fecha de 2015, descenso que es coincidente con la tendencia registrada en las principales bolsas del mundo y que demuestra el fuerte grado de internacionalización de las carteras de los grandes inversores y la dinámica global de los flujos de capital a la que están expuestas las bolsas. El número de operaciones ejecutadas sobre acciones ha sido de 50 millones, ligeramente inferior a los 57 millones alcanzados en noviembre de 2015, pero una cifra muy elevada dado que se parte de cifras récord en 2014 y 2015”.

5. Las socimis dominan las salidas a bolsa

Durante 2016 las sociedades de inversión inmobiliaria han sido las estrellas de las salidas a bolsa. Y es que de las poco más de 20 empresas que han empezado a cotizar este año, 15 han sido socimis y han elegido al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) para vestirse de largo.

“Las socimi consolidan su papel de instrumento de gran utilidad para el mercado inmobiliario como vehículos que incorporan al mercado de valores el alquiler inmobiliario. Con las 15 incorporaciones de 2016, son ya 30 las compañías acogidas a esta figura que cotizan en diferentes segmentos de la bolsa española”, explica el informe de BME. Mañana mismo se producirá un nuevo estreno, el protagonizado por Inmofam 99, el vehículo de inversión de los fundadores de Cortefiel que dispone de 10 activos en cartera valorados en 48 millones de euros.

Y todo apunta a que la actividad bursátil de las socimis seguirá siendo intensa en 2017. Se prevé que al menos una treintena de estas sociedades de muy diferentes sectores (residencial, hotelero, oficinas, naves industriales…) debutarán en el mercado de valores, ya sea en el MAB o en la bolsa tradicional.

6. Solo dos sectores suben desde 2007

A pesar de que la bolsa ha recuperado terreno desde los mínimos de 2012, lo cierto es que la mayoría de los valores siguen estando muy por debajo de los niveles precrisis. BME recuerda que “tan sólo dos sectores, Bienes de Consumo y Servicios de Consumo han experimentado una revalorización desde entonces, con un repunte del 170% y del 5% respectivamente. Las cotizaciones de los sectores de Servicios Financieros e Inmobiliarios y de Materiales Básicos, Industria y Construcción que experimentaron los mayores retrocesos durante la crisis, aún están alrededor de un 70% por debajo de sus máximos de 2007. Petróleo y Tecnología también retroceden cerca de un 40% y un 50% respecto a los niveles de hace ocho años.

7. Tenemos la rentabilidad por dividendo más alta

El informe resalta que “un ejercicio más, el dividendo vuelve a ser un elemento positivo diferencial y un sostén de la bolsa española. Las empresas cotizadas han repartido casi 25.000 millones de euros durante lo que va de año, en línea con 2015, para dejar la rentabilidad por dividendo del conjunto de empresas cotizadas cerca del 4,9%, nuevamente un registro líder entre los mercados de valores desarrollados”.

BME recuerda que la rentabilidad por dividendo del parqué doméstico es, desde hace casi 10 años, la más elevada de entre las grandes plazas desarrolladas y su promedio (basado en datos mensuales) en los últimos 30 años es del orden del 4%, también el más alto en la comparación internacional con otros mercados homologables en tamaño y desarrollo.

8. Las empresas pequeñas baten a las grandes

Otro dato curioso que observamos este año es que las empresas pequeñas están aguantando mejor los vaivenes del mercado que los gigantes del Ibex. Prueba de ello es que el índice Small Caps, que agrupa a las cotizadas con un valor de mercado reducido, está registrando una evolución mucho más positiva que el Ibex 35, que engloba a las 35 empresas más importantes del mercado.

“Como en otras parcelas de actividad bursátil las mejores noticias respecto a la evolución de los precios de las acciones cotizadas durante 2016 vienen también del segmento que recoge el comportamiento de las empresas de menor tamaño”, insiste BME, que aporta este gráfico sobre la evolución de los diferentes índices Ibex en el último año.

9. La financiación bancaria sigue en segundo plano

Este año se ha prolongado la tendencia que despertó en 2015: el año pasado, por primera vez, las empresas no financieras del Ibex 35 se financiaron más en el mercado de bonos que a través de la banca. Según calcula el servicio de estudios de Bolsas y Mercados Españoles (BME), consiguieron 115.000 millones de euros a través de las emisiones de deuda, mientras que ‘solo’ lograron 83.000 millones de financiación bancaria tanto a corto como a largo plazo. Dicho de otro modo, consiguieron 32.000 millones más vía colocaciones que mediante préstamos tradicionales.

10. La bolsa de EEUU está en máximos

Puede que uno de los datos más curiosos del año haya sido el camino dispar que han seguido las bolsas a ambos lados del Atlántico. Y es que, mientras los principales indicadores estadounidenses están en zona de máximos históricos, los europeos viven un ejercicio de números rojos arrastrados por el fuerte peso de los valores financieros.

Los mercados norteamericanos han vuelto a mostrar una gran fortaleza a pesar del cambio de sesgo de la política monetaria de la Reserva Federal, de la debilidad de la economía mundial y de acumular varios ejercicios excelentes en el último lustro. Sus principales índices alcanzaban hasta finales de noviembre rentabilidades por encima de la media mundial y han alcanzado máximos históricos en algún momento del mes”, explica el informe, que añade que “tras un año anterior muy negativo el año 2016 ha sido mayoritariamente favorable para los mercados emergentes, sobre todo latinoamericanos”.

En Europa, en cambio, los parqués hasta noviembre rentabilidades mayoritariamente negativas, pero con una significativa dispersión a pesar del mantenimiento del sesgo fuertemente expansivo de la política monetaria del BCE. Mientras la italiana se hunde cerca del 20%, las de Alemania y Francia caen menos de un 4% y la de Reino Unido sube casi dos dígitos.