Información sobre vivienda y economía

Luz verde de la CNMV al plan de Santander para compensar a los afectados por la caída de Popular

Autor: Redacción

Santander ya tiene el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para llevar a cabo el plan que ha diseñado para compensar a los afectados por la quiebra de Popular, entidad que desde principios de junio está en manos del grupo liderado por Ana Botín.

A mediados de julio, el primer banco español anunció su intención de ‘ayudar’ a los miles de minoristas que perdieron toda su inversión después de que el Frob europeo dictaminara que Popular era insolvente y que la mejor solución era su liquidación y posterior venta a Santander. Este final provocó que más de 300.000 accionistas y tenedores de bonos perdieran su dinero, aunque el plan de compensación de Santander tiene un perfil muy concreto: los minoristas.

A ellos va destinado esta oferta: un 'bono de fidelización' (ya que con la medida Santander busca retenerlos como clientes) que podrán aceptar en cualquier oficina aquellos minoristas afectados que renuncien a emprender acciones legales contra la entidad. Estos bonos son de carácter perpetuo y ofrecen un interés anual del 1% sobre su valor nominal durante los primeros siete años de vida.

Este bono solo está al alcance de los afectados minoristas, tanto particulares como empresas, que acudieron a la ampliación de capital y compraron acciones de Popular entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016. También aquellos que compraron obligaciones subordinadas en las emisiones del 29 de julio de 2011 y el 14 de octubre de 2011.

Además, deben cumplir el requisito de que debían mantener su inversión en la fecha de la resolución de la entidad y, además, tener depositado su dinero en alguna de las redes de Popular o Santander.

Para acogerse a este bono también hay unos plazos muy concretos: el primer día para aceptarlos es este 13 de diciembre y el último, el próximo 7 de diciembre. El 15 de diciembre será cuando los afectados reciban sus bonos y, por tanto, la fecha de inicio del devengo de la remuneración. El primer pago se espera para el 15 de marzo de 2018, mientras que la primera opción de amortización será el 15 de diciembre de 2024, pasados esos siete años en los que Santander ofrece un interés anual del 1%.

Fuente: Santander
Fuente: Santander

Ahora bien, a pesar de que este plan quiere compensar a los afectados, lo cierto es que los únicos que recuperarán todo su dinero son los que tenían menos de 100.000 euros invertidos. A partir de dicha cantidad, se aplicarán quitas. Hasta el medio millón de euros, la recuperación máxima será del 75%, porcentaje que se reduce al 50% para aquellos que tenían invertidos más de 500.000 euros y al 0% para las inversiones que superen el millón de euros.

No obstante, la recuperación irá por tramos. Por ejemplo, para un importe de 250.000 euros, el total a compensar serán 212.500 euros (el 100% de los primeros 100.000 y el 75% de los otros 150.000). Para recuperar su dinero, deben pasar esos siete años de los que hablábamos unas líneas más arriba.

Para llevar a cabo la operación, el primer banco español realizará una emisión de hasta 981 millones de euros, aunque el coste máximo para sus cuentas no superará los 680 millones de euros.

Ver más noticias de: 
SantanderPopularCNMVInversores