Información sobre vivienda y economía

Las socimis golean en bolsa (otra vez) a la nueva generación de promotoras

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El negocio inmobiliario está cada vez más y mejor representado en la bolsa española. Los inversores tienen cada vez más opciones para elegir cómo subirse al carro del ciclo alcista del ladrillo nacional. En el primer trimestre de 2019, los grandes fondos y los inversores particulares no han modificado un ápice su preferencias respecto al año pasado: prefieren a las socimis respecto a las nuevas promotoras. Sin embargo, las más pequeñas y tradicionales sí lo están haciendo bien. 

En un mes de marzo de dudas en bolsa, en plena redefinición de las políticas monetarias del Banco Central Europeo (BCE) y la de la Reserva Federal estadounidense, las socimis han sido las grandes ganadoras. Aunque habían mostrado un buen tono en el parqué desde que empezó 2019, los inversores han reforzado sus posiciones. ¿La razón? Que el mantenimiento de tipos bajos en Europa juega a su favor.

Entre las tres grandes socimi del mercado, Colonial es la gran estrella: sube un 12% al término del primer trimestre, período que ha finalizado muy cerca de sus máximos del año. Que los tipos de interés vayan a seguir en el 0% hasta 2020 favorece a la compañía, que cuenta con un endeudamieto de 4.680 millones de euros después de realizar varias adquisiciones.

Colonial, en plena refinanciación de su apalancamiento, es uno de los grandes beneficiarios de los tipos bajos. También Merlin y Lar, que como su competidor y el resto de empresas del sector pueden acometer la inversión con un coste asequible y atractivo. En estas reglas del juego y amparadas en la diversificación de activos y sus jugosos dividendos, Merlin y Lar también acaban el trimestre con resutlados distintos. La primera sube un 8% y la segunda cierra sin cambios.

Los de las nuevas promotoras es otra historia. Aunque el ciclo inmobiliario continúa alza y se mantiene en niveles muy elevados la demanda de vivienda, las cotizaciones de las tres grandes se resisten a subir. Sólo Aedas lo hace con cierta moderación en el primer trimestre (un 2,5%), pero Metrovacesa (cae un 2,5%) y sobre todo Neinor, que pierde otro 17% de su valor, hacen un nueva exhibición de debilidad.

El aumento de los costes de construcción y,  sobre todo, las altas valoraciones a las que salieron a bolsa, siguen pasando factura al trío de promotoras de nueva generación. El mercado les está pidiendo argumentos. Los tipos bajos también les favorecen, entre otras cosas porque facilitan el acceso de los españoles a la vivienda, pero los inversores siguen dudando del cumplimiento de unos planes de negocio muy agresivos.

Pero no sólo de las tres grandes vive el sector promotor en bolsa. Hay mucha vida entre las pequeñas inmobiliarias que salieron vivas de la gran crisis y que han sobrevivido a golpe de reestructuración. En este caso, sí han brillado en el parqué. Urbas ha más que doblado su cotización, e Insur y Renta Corporación avanzan más de un 10%. Mucha irregularidad por lo tanto en un sector a muchas velocidades que en la zona euro ha experimentado ganancias medias del 13% en lo que va de año.