Información sobre vivienda y economía

La crisis del coronavirus podría hundir más del 20% de la inversión en construcción en España

Se avecina un golpe histórico en la inversión en la construcción en España. Según el consenso de expertos que recopila el famoso Panel de Funcas, el recorte en la inversión residencial y no residencial podría alcanzar este año el 20,5% como consecuencia de la crisis del coronavirus, una cifra que supera tanto la contracción prevista para el conjunto de la economía como la registrada en esta variable en 2009, en pleno pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Dentro del Panel de la Fundación de las Cajas de Ahorros encontramos hasta nueve previsiones que vaticinan un desplome superior al 20%, entre ellas las de la CEOE, el Instituto de Estudios Económicos (IEE), el Instituto de Análisis Económico de la Universidad Complutense de Madrid (ICAE-UCM), Repsol o la Universidad privada Loyola de Andalucía. Pero si hay dos pronósticos que destacan por encima de los demás son los que manejan actualmente BBVA Research y la firma de ‘big data’ YGroup Companies, que sitúan el batacazo de la inversión en construcción por encima del 30% durante 2020.

En cualquier caso, el consenso maneja una caída histórica. Prueba de ello es que, en 2009, en uno de los momentos más críticos para el sector durante la crisis económica y financiera, el retroceso de la inversión se quedó en el 16,3%, según los datos históricos del INE. Por si fuera poco, el desplome previsto para esta variable supera con creces el que se espera para el conjunto de la economía: de media, el consenso vaticina una recesión del 9,5% del PIB durante este ejercicio.

La caída está directamente relacionada con la llegada de la pandemia del covid-19, ya que a principios de año la inversión en construcción gozaba de una ligera tendencia positiva. En enero, el Panel de Funcas apuntaba a un alza del 1% este año, del 2,2% en 2021 y del 2,5% en 2022. No obstante, para esos ejercicios ya se estaba observando una ralentización de la variable, que había registrado un repunte medio del 3,7% entre 2014 y 2018 y del 0,8% en 2019. En el caso de la inversión en vivienda, 2020 se perfilaba como el peor año en un lustro antes incluso del coronavirus.

En el Panel de expertos solo encontramos dos previsiones que adelantan un descenso inferior al 10%. Se trata de la que manejan Analistas Financieros Internacionales (AFI), que estima un -7,9%; y el Centro de Predicción Económica (CEPREDE-UAM), vinculado a la Universidad Autónoma de Madrid, con un -6,9%.

Tibia recuperación en 2021

El mercado inmobiliario, prácticamente en bloque, descarta una fuerte mejora durante el año que viene que pueda recuperar todo lo perdido este año y aplaza la vuelta a la situación previa al estallido de la crisis sanitaria a 2022. En esta misma línea se mueve el Panel de Funcas, que augura una tibia recuperación de la inversión en construcción de cara al próximo ejercicio.

De media, el consenso espera un alza de la inversión residencial y no residencial del 6,6% (esto es, menos de una tercera parte de lo perdido en 2020), aunque hay grandes diferencias en las previsiones. Por ejemplo, la Cámara de Comercio de España cree que en 2021 esta variable seguirá en números rojos (pronostica una caída del 3,4%), mientras que AFI, BBVA Research o la propia Funcas adelantan un repunte de menos de un 3%.

Entre los más optimistas del mercado están el servicio de estudios de Caixabank, que espera que la subida de la inversión alcance el 10,3%; la Universidad Loyola de Andalucía, con un 12,3% y la consultora de ‘big data’ YGroup Companies, que aventura un alza del 15%. Incluso si se produjera el mejor de los escenarios, la remontada no permitiría recuperar ni la mitad del descenso récord previsto para 2020.