Información sobre vivienda y economía

La socimi de Mazabi invertirá 100 millones al año para ser una de las mayores patrimonialistas de España

Silicius Real Estate repasa sus planes estratégicos en su debut en el mercado de valores

Silicius Real Estate
Silicius Real Estate

Silicius Real Estate, la sociedad de inversión inmobiliaria gestionada por Mazabi y participada por Merlin Properties y Liberbank, se ha vestido de largo con un propósito muy claro: convertirse en una de las firmas patrimonialistas más importantes del mercado.

La compañía se ha estrenado en BME Growth (antiguo MAB) este 23 de septiembre a un precio de 15,4 euros por acción y con una capitalización de 556 millones de euros, lo que le convierte en una de las mayores socimis de España. Y esas son las cifras con las que ha terminado su primera sesión.

Actualmente su 'portfolio' está compuesto por 45 activos de diferentes tipologías (viviendas, centros comerciales, hoteles, oficinas...), repartidos por casi una veintena de ciudades en España (Bilbao, Cádiz, Cantabria, Castellón, Madrid, Málaga, Mallorca, Menorca, Murcia, Navarra, San Sebastián, Tarragona, Tenerife, Valencia, Vigo, Vitoria y Zamora) y tres europeas (Ámsterdam, Luxemburgo y Londres), con un valor de mercado de 715 millones de euros. 

Y su objetivo es añadir a su cartera en torno a 100 millones de euros en inmuebles año tras año, un ritmo ligeramente inferior al que venía registrando hasta la fecha (250 millones en los últimos dos ejercicios). Un importe que califica como su crecimiento orgánico.

El vehículo de inversión ya está analizando diferentes operaciones para elevar su cartera por encima de los 800 millones de euros a final de año, incluso fuera de las fronteras nacionales. De hecho, prevé añadir cerrar alguna compra en el exterior en los próximos meses. 

"Nuestra estrategia a medio plazo pasa por tener cerca de un 20% del patrimonio en Europa. En concreto, buscamos buenas ubicaciones, buenos inmuebles, buenos arrendamientos a largo plazo y un endeudamiento limitado", ha explicado Juan Diaz de Bustamante, director general de Silicius. 

La socimi quiere aprovechar el momento del mercado para cerrar las transacciones, ya sea a través de compras directas (con recursos propios, financiación bancaria, ampliaciones de capital...) o indirectas (vía aportaciones de activos), y mantener una cartera diversificada. Hasta la fecha, su crecimiento se ha basado principalmente aportaciones dinerarias y no dinerarias provenientes de accionistas institucionales, grupos empresariales y 'family Offices que se han sumado al proyecto de SILICIUS y que ahora forman parte de su accionariado.

Con el debut bursátil, Silicius busca dar liquidez a sus títulos, aumentar su visibilidad ante clientes, accionistas e inversores, captar fondos para acometer proyectos de gran envergadura financiera y reforzar su posicionamiento como 'player' de referencia en el sector.

"Nuestro proyecto empresarial está más vivo que nunca y nos empuja a seguir avanzando en la construcción de una cartera de activos cada vez más diversificada, sólida y de calidad", ha destacado Juan Antonio Gutiérrez, consejero delegado de la socimi, en el discurso previo al tradicional toque de campana.

Y ha añadido que, tras estrenarse en BME Growth, sus grandes objetivos son "llegar a ser una sociedad patrimonialista referente en el mercado inmobiliario, reconocida por la calidad y la rentabilidad de los inmuebles, la estabilidad a largo plazo y la gestión patrimonial profesional”, y dar el salto al mercado continuo para ganar liquidez y visibilidad.