Información sobre vivienda y economía

Es posible el despido estando en un ERTE derivado del covid-19

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

La pandemia del covid-19 ha provocado que casi 4 millones de trabajadores en España estén bajo un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), ya sea de suspensión total o reducción de jornada. Hasta ahora, sólo 700.000 empleados se han podido reincorporar a sus puestos de trabajo. Pero es posible el despido en caso de que la empresa esté en riesgo de concurso de acreedores o un despido disciplinario.

Lucía Gómez, abogada de Sanahuja Miranda, explica que “efectivamente, sí, la empresa puede despedir al trabajador afectado por un ERTE de todas maneras, aunque dependerá de ciertas circunstancias”.

¿Qué tipos de despido se pueden aplicar?

Lucía Gómez asegura que “si tu empresa está en riego de concurso y puede acreditarlo, puede aplicarte un despido objetivo por causas económicas, organizativas y de producción”. Este tipo de despidos implican el derecho del trabajador a recibir una indemnización de 20 días de salario por año de servicio, con un máximo de 12 mensualidades.

Muy diferente sería el caso del despido disciplinario. “Si por parte del trabajador se produce alguno de los comportamientos previstos en el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores, esto es, las faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajo, la indisciplina o desobediencia en el trabajo, las ofensas verbales o físicas al empresario o a las personas que trabajan en la empresa o a los familiares que convivan con ellos, la transgresión de la buena fe contractual, así como el abuso de confianza en el desempeño del trabajo, la disminución continuada y voluntaria en el rendimiento de trabajo normal o pactado, la embriaguez habitual o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo o el acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual y el acoso sexual o por razón de sexo al empresario o a las personas que trabajan en la empresa, la empresa puede despedirte de forma disciplinaria, lo que no da derecho a indemnización”, explica Gómez.

Si este despido no se declara improcedente por parte de un juez, no se computa a efectos del compromiso de la empresa de mantenimiento del nivel de empleo.

En resumen, si un empleado está o ha estado en un ERTE y lo despiden, se deberán tener en cuenta dos cosas, puntualiza la letrada: “Si la empresa está en riesgo de concurso pueden aplicarte un despido por causas objetivas, mientras que si la empresa no está en riesgo de concurso siempre puedes reclamar para que tu despido sea declarado improcedente con derecho a la indemnización correspondiente, esto es, de 33 días de salario por año de servicio, con un máximo de 24 mensualidades”.

 ¿Cómo reclamar un despido?

Para reclamar un despido, el afectado debe tener en cuenta que primero ha de acudir al Servicio de Arbitraje y Mediación de su Comunidad Autónoma en un plazo no superior a 20 días hábiles desde el día que se hizo efectivo el despido. Una vez cumplido este trámite, si la empresa no ha acudido al acto de conciliación o no se ha alcanzado un acuerdo, se puede presentar demanda ante los juzgados de lo social.

Cuánto vas a cobrar de paro si te han aplicado un ERTE 

La crisis del coronavirus ha llevado a miles de empresas a aplicar a su plantilla un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Los cálculos apuntan a que ya hay más de 3,5 millones de trabajadores afectados por esta alternativa impulsada por el Gobierno y que busca a toda costa mantener el empleo. 

Hay dos tipos principales de ERTE durante la pandemia: los que suponen una suspensión temporal del contrato de trabajo y los que se traducen en una reducción de jornada. El primer caso es el más habitual y significa que el empleado cobrará todo el sueldo del paro. Es decir, su pagador es el SEPE, no su empresa, mientras que en el segundo caso, la empresa se encarga de remunerar las horas trabajadas y el SEPE, la jornada 'perdida'. 

¿Y cuánto se cobra? Durante los primeros seis meses el trabajador cobrará una cuantía del 70% de la base reguladora y del 50% a partir de dicho momento. En esta calculadora puedes saber cuánto vas a cobrar exactamente mientras dure el estado de alarma, en función de tu edad, el número de hijos y la base reguladora que aparezca en tu nómina. Ten en cuenta que si te han reducido la jornada, deberás introducir la parte proporcional que no te paga la empresa.

El Gobierno ha flexibilizado los ERTE para evitar que las empresas puedan tener una alternativa al despido. Hay diferentes motivos por los que se puede solicitar este mecanismo por razones económicas, organizativas o producción, técnicas y por causas de fuerza mayor. No obstante, todos los procesos van a ser considerados de fuerza mayor si las empresas se ven afectadas por el coronavirus.

Es necesario que la Administración dé el visto bueno a la documentación remitida por las empresas y, una vez que lo tenga, el trabajador no tiene que solicitar el paro: se tramita de oficio. Además, todos los trabajadores afectados pueden cobrar el paro, incluso si no han cotizado los 360 días que con carácter general se exigen para poder acceder a esta prestación.

¿Cuánto vas a cobrar al haberte aplicado un ERTE?: