Información sobre vivienda y economía

Sanción de la CNMV a la plataforma de 'crowdfunding' inmobiliario Housers por cometer infracciones

Housers
Housers
Autor: Redacción

La plataforma de 'crowdfunding' inmobiliario Housers tiene que hacer frente a una sanción económica por mandato de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En concreto, la compañía debe pagar 215.000 euros por haber incumplido varias obligaciones que contempla la normativa de fomento de la financiación empresarial.

Según publica el BOE, la multa se debe a dos infracciones muy graves y a otra grave que explica de la siguiente manera. Un importe de 90.000 euros por el incumplimiento grave y reiterado de las obligaciones de comportamiento a las que se refiere el artículo 60 de la citada norma, por la vulneración del principio de neutralidad y de actuación en el mejor interés de los clientes, en relación con la información sobre rentabilidades, tarifas y comisiones, riesgos y advertencias.

En segundo lugar, la plataforma debe pagar otros 75.000 euros por la realización, no meramente ocasional o aislada, de actividades que no constan en su autorización y, por último, otros 50.000 euros por la publicación de un proyecto que no cumple las condiciones del artículo 49 de la citada norma.

No obstante, el organismo capitaneado por Sebastián Albella sostiene que esta resolución solo tiene consecuencias administrativas, "sin perjuicio de las potestades de revisión jurisdiccional que corresponden a la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, competente para conocer de los recursos que en su caso se hayan interpuesto o pudieran interponerse".

No podemos olvidar que, durante un tiempo, Housers operó como una plataforma de 'crowdfunding' sin tener la correspondiente autorización por parte del supervisor del mercado. Además, los expertos alertaban por aquel entonces de que había un conflicto de interés, ya que la cúpula de la compañía aparecía también como apoderado de las sociedades que compraban inmuebles, por lo que podían tomar decisiones de manera unilateral. Y fueron muchos los que pusieron en duda cómo la compañía lograba ser rentable.

La plataforma se hizo famosa hace unos años con el eslogan "invierte 50 euros y ya eres dueño de un inmueble", aunque realmente los inversores lo que tienen son participaciones en sociedades limitades que son las que compran los activos. En los últimos meses se han conocido varios pinchazos de Housers, como por ejemplo el sufrido en Jávea (Alicante), aunque en sus primeros cuatro años de vida ha conseguido despertar el interés de más de 110.000 inversores y captar unos 94 millones de euros.