Información sobre vivienda y economía

Disputa entre Aena y el ‘retail’: operadores se niegan a reabrir sus tiendas en algunos aeropuertos españoles

Aena
Aena
Autor: Redacción

El tráfico aéreo comienza a recuperarse a medida que avanza la vacunación y Aena ya piensa en una vuelta a la normalidad en sus aeropuertos. Pero se ha encontrado un escollo: la negativa de algunos ‘retailers’ a reabrir sus establecimientos. El gestor aeroportuario realizó esta petición hace algo menos de dos meses, pero algunas compañías como Select Service Partners, franquiciado de Burger King o Starbucks, han declinado esta orden, según informa El Economista.

La realidad es que Maurici Lucena, presidente de Aena, solicitó a finales de mayo a SSP que volviera a abrir hasta una treintena de tiendas y restaurantes con el objetivo de volver a prestar servicios a los pasajeros de aeropuertos como Alicante, Palma de Mallorca, Las Palmas, Barcelona, Ibiza, Tenerife Norte, Tenerife Sur, Málaga, Madrid, Valencia, Granada y Sevilla.

El gestor aeroportuario explica que se trata de localizaciones estratégicas porque la gran mayoría de aeropuertos se encuentran en zonas muy turísticas y con un peso muy importante en la economía del país. Además, Aena alega que los datos del tráfico de pasajeros son lo suficientemente buenos como para reabrir estos establecimientos.

En este sentido, la compañía pone varios ejemplos: Palma de Mallorca tuvo un tráfico de 1,4 millones de personas, un 40% más que en mayo; Barcelona pasó de 852.000 a 1,3 millones, cerca del 40% también; y Málaga e Ibiza prácticamente duplicaron, hasta 645.000 y 517.000 viajeros, respectivamente.

A nivel general, la red de aeropuertos de Aena en España registró en junio 9,2 millones de pasajeros, un 779% más que un año antes y un 57,3% más que en mayo, aunque aún un 66% menos que en junio de 2019.

Aena considera que "la obligación de todos los operadores que están en los aeropuertos es dar el mejor servicio a los viajeros, algo que no se produce con las tiendas cerradas", indican fuentes al tanto de las negociaciones a El Economista.