Información sobre vivienda y economía

La firma de hipotecas sube un 20,2% en septiembre y ayuda al sector a salir de la UVI

Autor: Redacción

El último dato del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) deja la brújula del sector inmobiliario apuntando en la misma dirección: el mercado de la vivienda ha dejado atrás los momentos más críticos y, poco a poco, está consolidando su normalización.

Según el organismo, en septiembre se constituyeron 23.828 hipotecas sobre viviendas, un dato que arroja una subida del 20,2% interanual y que se convierte en la decimosexta consecutiva.

Además, el número de hipotecas que se han concedido en el noveno mes del año es el más elevado desde febrero de 2013, cuando se firmaron casi 24.200. Desde entonces, solo ha habido cinco meses en los que se han cerrado más de 20.000 operaciones: enero, febrero, junio, julio y septiembre de este año.

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “el número de hipotecas registradas en septiembre mantiene la tónica que llevamos observando durante todo el año, lo que confirma que hemos consolidado un nivel de normalización. Pero aunque los bancos trasladen su interés por ofrecer crédito en forma de ofertas impensables hace solo unos meses,  no vemos una aceleración del crecimiento, lo cual demuestra que la demanda no acaba de despegar todo lo que gustaría”.

Este repunte en la concesión de hipotecas vino acompañado de un repunte en el importe medio de los préstamos, que se situó en 109.926 euros, subiendo así un 3,4% y firmando la cifra más elevada de los últimos cuatro años. Para encontrar un importe superior tendríamos que volver a septiembre de 2011.

Los datos del INE también reflejan un incremento del interés medio de los préstamos: se quedó en el 3,34%, frente al 3,25% contabilizado en agosto. Aun así, es el cuarto dato más bajo en lo que llevamos de año y es un 7,1% inferior al del año pasado.

En cuanto al tipo de hipotecas firmadas, el 9,7% de ellas estaba vinculada a un tipo fijo, mientras que el 90,3% restante fue variable.

En este sentido, Encinar matiza que “a pesar de que cada vez más bancos están ofreciendo hipotecas a tipo fijo en condiciones muy interesantes, los clientes siguen prefiriendo las hipotecas a tipo variable, pensando más en el corto plazo y el ahorro en cuota e intereses que esto supone, frente a la seguridad y tranquilidad de una protección ante posibles subidas futuras del Euribor”.

Más cerca de la estabilización que de la recuperación

A pesar de las fuertes mejoras que están registrando los indicadores ligados a la vivienda, los expertos insisten en que el sector de momento está más cerca de la normalización que de la recuperación.

Recuerdan que las comparativas parten desde unos niveles tremendamente bajos y que si ponemos los datos en perspectiva (por ejemplo, desde 2003 como recogen los gráficos anteriores) descubrimos que seguimos muy lejos de los niveles alcanzados durante el boom inmobiliario.