Información sobre vivienda y economía

Las grandes consultoras creen que este año se venderán 440.000 viviendas, un 10% más

Autor: Redacción

Las grandes consultoras no tienen dudas: este año se venderán más casas que en 2015 y aumentará el volumen de transacciones. Así lo han manifestado KPMG, Deloitte y PwC en unas jornadas sobre el futuro del sector financiero e inmobiliario organizadas por la agencia Europa Press y Servihabitat.

Todos ellos creen que la compraventa de viviendas crecerá a ritmo de dos dígitos, igual que las transacciones, gracias a la fuerte demanda residencial de los hogares.

En concreto, estiman que este año se podrían colocar en el mercado en torno a 440.000 viviendas (casi 90.000 más que las vendidas en 2015 según el INE), mientras que el volumen de transacciones podría superar los 20.000 millones de euros (frente a los 18.000 millones previos), como consecuencia del incremento de las operaciones y los precios.

"Siempre que el mercado siga tirando, habrá transacciones durante muchos años", ha asegurado Alberto Valls, socio de Financial Advisory de Deloitte, quien opina que existe un gran apetito inmobiliario. Y es que, en un entorno de bajos tipos de interés, los inmuebles se han convertido en una de las mejores oportunidades de inversión.

De acuerdo con el último informe de rentabilidad publicado por idealista, la rentabilidad que ofrece la inversión en una vivienda para destinarla al alquiler se ha incrementado en términos interanuales y escala hasta el 5,7%. Una cifra nada desdeñable si tenemos en cuenta que otros productos más seguros como los depósitos bancarios o los bonos del Tesoro ofrecen un interés mucho más reducido.

Éste factor, sumado a la mejora económica, a la creciente creación de empleo y a las mejores condiciones para acceder a las hipotecas están impulsando la demanda residencial. En el primer trimestre del año, al menos, entidades como Bankinter y Kutxabank han incrementado en un 40% el dinero prestado a las familias vía hipotecas, mientras que otras como Sabadell han pisado el acelerador en la venta de inmuebles.

La previsión que manejan las consultoras no dista mucho de las publicadas por otros organismos. BBVA Research, por ejemplo, también estima que este año se venderán unas 440.000 casas, mientras que Bankinter maneja un pronóstico algo más reservado: espera unas 420.000 compraventas. En cualquier caso, habrá un repunte interanual.

La firma N+1, otro de los asistentes al evento, aseguró que se irá produciendo un descenso progresivo del 'stock' de viviendas sin vender (la consultora CBRE calcula que este año podría reducirse hasta en 100.000 unidades), en un momento de demanda residencial significativa en poblaciones con más de 50.000 habitantes, lo que influirá en el incremento del precio del suelo. Una tendencia que ya empezó a verse a mediados del año pasado y que va estrechamente vinculada al encarecimiento de las viviendas.