Información sobre vivienda y economía

BBVA y Merlin dejan en 'stand-by' las negociaciones para ceder parte de DCN a la socimi

DCN
DCN
Autor: Redacción

A instancias de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las empresas cotizadas de BBVA y la socimi Merlin Proprerties han salido al paso de las publicaciones en varios medios para desmentir cualquier acuerdo cerrado entre ambas partes por la sociedad Distrito Castellana Norte (DCN), que se va encargar de la urbanización del proyecto Madrid Nuevo Norte, más conocido como Operación Chamartín.

Con casi tres horas de diferencia, ambas entidades enviaron un hecho relevante a la CNMV el pasado domingo 29 de septiembre. BBVA fue el primero afirmando que “la sociedad Merlin Properties Socimi ha mostrado su interés en el proyecto Distrito Castellana Norte, lo que ha derivado en unas conversaciones preliminares que, en este momento, no continúan”.

Para la entidad bancaria, presidida por Carlos Torre “es lógico que inversores financieros e industriales muestren interés en el mismo”. BBVA es el accionista mayoritario de DCN, junto la constructora San José, y concluye el escueto documento con que la prioridad de BBVA es avanzar en el proceso de aprobación del proyecto y garantizar su éxito.

Mientras, Merlin destaca que se han mantenido conversaciones “sobre determinados activos relacionados con el ámbito de Madrid Nuevo Norte”, además de sobre otros activos en manos de Merlin arrendados a la entidad bancaria. Destacando que “sin que se haya alcanzado acuerdo alguno a la fecha de esta comunicación ni exista certeza de que pueda alcanzarse en un futuro”.

Así que ahora mismo, la mayor operación urbanística de España se mantiene tal y como está. Madrid Nuevo Norte cuenta con tres millones de m2 que se destinarán tanto a viviendas, oficinas, locales comerciales, equipamiento público y zonas verdes. Además de la remodelación de la estación de trenes de Chamartín y el soterramiento de las vías.

El proceso urbanístico de Madrid Nuevo Norte se encuentra en la Comunidad de Madrid, tras la aprobación el pasado mes de julio por parte del Ayuntamiento de Madrid de la modificación del plan general tras más de 26 años de espera.