Información sobre vivienda y economía

Tiko confía en su modelo ‘iBuyer’ para superar la crisis del covid-19

Ana Villanueva, CEO Iberia de Tiko / Tiko
Ana Villanueva, CEO Iberia de Tiko / Tiko
Autor: Redacción

Dentro del especial “Los profesionales al detalle” entrevistamos Ana Villanueva, CEO Iberia de Tiko, una de las compañías del sector inmobiliario más digitalizadas que pretende apoyarse en esta característica para salir cuanto antes de la crisis generada por el coronavirus. En este sentido, Tiko presume de su modelo iBuyer (instant buyer), que permite formalizar la venta de una vivienda en apenas una semana, para amortiguar las consecuencias negativas de esta pandemia. “Ya hemos cerrado varias compraventas urgentes”, afirma Villanueva.

Mientras el Gobierno prepara la desescalada de la población, el tejido empresarial español estudia cómo volver a su actividad. El sector inmobiliario, uno de los sectores más afectados por el coronavirus, trabaja para apaliar los efectos negativos de este virus. En este escenario, las inmobiliarias que más han invertido en la digitalización de sus compañías antes de la aparición del coronavirus tienen una cierta ventaja con respecto a sus competidores. Tiko es una de estas compañías en la que el factor tecnológico es uno de sus puntos fuertes y por este motivo confían en su modelo de negocio para resurgir a una mayor velocidad que el resto de su competencia.

“Creemos que nuestro modelo de iBuyer (por sus siglas en inglés: instant Buyer) está especialmente bien posicionado en un mundo más digital en el que nos adentramos. Gracias a nuestra tecnología, no hemos tenido que parar la actividad de realización de ofertas a posibles vendedores de su vivienda, y nos estamos preparando para cuando podamos volver a formalizar las compras y ventas”, afirma Villanueva.

Tiko es una proptech especializada en la compra – muy ágil y rápida- de viviendas a particulares para luego ponerlas en el mercado. Su sede está en Madrid, pero cuentan con presencia operativa en Barcelona, Málaga, Sevilla y un centro de servicios en Estambul. La previsión de la compañía ha significado que la gran mayoría de sus 30 empleados estén teletrabajando desde aproximadamente una semana antes de se decretara el primer estado de alarma, según el CEO de Tiko.

Gracias a la prudencia de la compañía y a su digitalización, los trabajadores apenas han notado un cambio en el modo de desempeñar sus funciones. “Tenemos la ventaja de ser muy digitales por lo que la adaptación a la situación actual ha sido relativamente fácil y continuamos operando en todos nuestros puntos nacionales”, afirma Villanueva.

En este sentido, la líder de esta compañía narra a idealista/news cómo están actuando durante esta etapa de confinamiento de la población. “Seguimos haciendo ofertas de compra gracias a nuestra tecnología, que nos permite hacer valoraciones sin necesidad de visitar físicamente la vivienda. Con sólo unos datos básicos, nuestro Automated Valuation Model (AVM) o algoritmo de valoración propio estima un precio de mercado, por lo que podemos realizar una oferta sin coste en tan solo 24 horas y de esta manera avanzar en el proceso de compra de viviendas”, explica.

A pesar de esta ventaja, Villanueva matiza que el tiempo total hasta la compra del activo se ha visto ampliado, porque la compañía tiene que postponer la inspección y la visita al notario. “Aún así, los propietarios pueden desde ya tener la tranquilidad de recibir una oferta desde el sofá de su casa y sin contacto alguno”, asevera.

Entre las medidas adoptadas por la compañía para apaliar esta crisis destacan la adaptación de las campañas de marketing, para poder mantener una comunicación transparente con los clientes o las alianzas con otros ‘players’ del mercado, para aprovechar las sinergias del sector. “Estamos haciendo un especial esfuerzo en el área de comunicación, para poder tener a nuestros clientes informados en todo momento de cómo puede afectar la situación a su proceso de compraventa”, afirma Villanueva en esta línea.

Tiko reconoce que se ha producido un descenso de su actividad, pero es muy optimista con respecto al futuro y sus posibilidades en el mercado. “Es de esperar que se reduzca el número de compradores potenciales interesados en adquirir una vivienda. Eso provocará un incremento en el tiempo medio que se necesita para vender una vivienda. Es ahí donde nuestra propuesta de, capaz de formalizar la venta en apenas una semana, tendrá más valor que nunca”, asevera su CEO.

Villanueva no se atreve a estimar una fecha concreta de cuándo se recuperará la normalidad en el sector, pero sí traslada su confianza en que los efectos de esta crisis no se alarguen en el tiempo. “Es difícil hacer un pronóstico, pero es cierto que la banca se encuentra en una situación mucho más saneada que en la anterior crisis, por lo que esperamos que la duración y el impacto sean mucho más limitados”, afirma. Además, la cabeza visible de la compañía vaticina una corrección de precios por el descenso de la oferta, aunque explica que se deberá de estudiar caso por caso cada operación. “Las casas con zonas verdes pueden revalorizarse, por ejemplo”, afirma para explicar las excepciones que se pueden producir en un mercado bajista.

El optimismo que traslada la compañía también se refleja en sus expectativas a medio y largo plazo. “Nuestro objetivo es aumentar en un 300% el volumen de operaciones. Por ponerlo en perspectiva, el 17% de las compraventas de Madrid ya pasan por nuestras manos y esta cuota de mercado es incluso superior en otras ciudades como Sevilla, en donde sube hasta un 24%. Si bien la situación actual va a afectar en el corto plazo, esperamos compensarla en el medio plazo”, finaliza Villanueva.