Información sobre vivienda y economía

La inmobiliaria Bafre invierte en su posicionamiento en internet para combatir el covid-19

Agencia de Bafre en Atocha (Madrid). / Bafre.
Agencia de Bafre en Atocha (Madrid). / Bafre.
Autor: Redacción

La agencia inmobiliaria con seis oficinas en España y otras cinco repartidas por varios puntos de China ha decidido aumentar su presupuesto para tener un mejor posicionamiento y presencia online, según afirma Long Fang Hu, CEO de Bafre a idealista/news. La compañía también busca inversores en Asia para que entren en el mercado español, una vez se levante el estado de alarma instaurado por el covid-19.

La crisis sanitaria y económica ha obligado a reinventarse al sector inmobiliario. El tejido empresarial relacionado con el ladrillo ha sufrido un parón en plena fase de estabilización, después de varios años de crecimiento. Todos los ‘players’ del mercado han comenzado a rearmarse para aguantar lo mejor posible el tiempo que dure el confinamiento. En este sentido, las agencias inmobiliarias han decidido apostar por la digitalización para estar lo más cerca posible de sus clientes. Las oficinas llevan cerradas más de un mes -desde el pasado 13 de marzo- e internet se presenta como la única solución para conservar una actividad relativamente normal.

Bafre es una de las inmobiliarias que más pronto han reaccionado ante esta difícil situación y, sobre todo, una de las que mejor ha comprendido lo que sucede porque también cuenta con presencia en China -país donde surgió el coronavirus-. En esta línea, la compañía liderada por Long Fang Hu ha decidido apostar de una manera muy clara por la red de redes. “Estamos potenciando todo el marketing online, a través de las redes sociales, Youtube, Adwords, etc. Hemos aumentado el presupuesto y las acciones para tener un mejor posicionamiento y presencia online”, afirma el máximo responsable de la agencia.

Esta inversión se ha traducido en mejoras en los servicios que ofrece la agencia a sus clientes. “Tenemos casi el 100% de nuestras viviendas con realidad virtual. También estamos grabando vídeos con estabilizador y calidad 4K”, explica Fang Hu. Además, la agencia también ha puesto en marcha algunas iniciativas para incentivar la interacción con las viviendas que Bafre tiene en el mercado. “Aprovechando esta fortaleza, hemos creado una campaña denominada #bafreVR. Consiste en dar premios a los usuarios que encuentren unos huevos de Pascua que hemos escondido en nuestras viviendas con realidad virtual. Además, para motivar la participación, además del premio sortearemos gafas virtuales”, espeta Fang Hu.

Para esta agencia, la tecnología jugará un papel muy importante también en la después de la crisis del coronavirus, aunque confían en ella como un complemento y no como un sustitutivo de la manera tradicional de venta. “Las nuevas tecnologías van a tomar una mayor importancia y complementar la forma de vender actual. Es decir, no es que vaya a cambiar, sino que se va a complementar”, afirman el CEO de Bafre.

Con respecto al futuro del sector, Bafre pronóstica una recuperación para el primer trimestre de 2021. “Siendo optimistas”, matizan desde la compañía. En esta línea, la inmobiliaria vaticina un descenso de la demanda, pero también intuye un amento en la “calidad” del cliente. “Los propietarios de inmuebles tendrán que ajustar sus precios para vender. En cuanto a nuestro negocio seguirá igual porque compraventas habrá, sólo cambiarán los perfiles. En Bafre ya vivimos en 2008 esta situación la diferencia que intuimos es que va a ser un periodo más corto en el tiempo”, narra la cabeza visible de la compañía.

Además, desde la inmobiliaria transmiten total tranquilidad a sus clientes y explican cómo está siendo su relación con ellos en estos momentos tan complicados. “En general los clientes están contentos con Bafre. Siguen trabajando con nosotros. Entienden la situación actual y además conocen las acciones que estamos tomando, por lo que ven que no estamos parados y que estamos tomando medidas para continuar el proceso de venta”, afirma Fang Hu. Además, Bafre no tira balones fuera ni elude responsabilidades. “El Gobierno no ha planteado medidas para nuestro sector, pero al final depende de las empresas cómo solventar esta situación”, sentencia el CEO en este sentido.