Información sobre vivienda y economía

Un retraso en una licencia urbanística en Majadahonda bloquea 210 viviendas y 600 empleos

Qian, promoción de Aedas / Aedas
Qian, promoción de Aedas / Aedas

El consistorio del municipio madrileño -dos equipos de gobierno distintos- acumula tres años de retraso administrativo en la concesión de la licencia urbanística de la parcela RN-1 a Aedas. Se trata de un deshonroso récord que implica dejar de crear cerca de 600 empleos, según las estimaciones que realizan por norma general las promotoras -2,4 puestos de trabajo por casa- y el bloqueo de 100 familias que han desembolsado hasta 25.000 euros de señal por su vivienda sobre plano.

La sombra de la corrupción – la parcela fue objeto de disputa en los casos ‘Gürtel’ y ‘Púnica’, según informa Diario Sur- sobrevuela sobre esta extensión de 52 hectáreas, que equivale a 52 campos de fútbol. De toda esta superficie, Aedas cuenta con 33.000 m2 en los que pretende levantar una promoción – Qian- con 210 viviendas nuevas que se convertiría en la más importante en cuanto a número de viviendas del municipio madrileño. Un proyecto muy importante también para los de David Martínez -CEO de Aedas-, porque se trata de uno de los más ambiciosos y deseados -por la espera-: más de tres años de espera, informes y papeleos.

La promoción cuenta con la colaboración del estudio de arquitectura Lamela y sus viviendas estarán disponibles a partir de 470.000 euros, aunque está supeditado al visto bueno definitivo del Ayuntamiento de Majadahonda. De momento, cerca de 100 familias ya han reservado sus casas sobre plano y han desembolsado hasta 25.000 de euros en concepto de señal.

En febrero de 2019, todo parecía solucionado. El Ayuntamiento y la promotora anunciaban un principio de acuerdo para levantar las viviendas, así como la concesión de la licencia residencial pendiente que permitiría desbloquear el plan de desarrollo urbanístico previsto por la empresa en el municipio, según adelantó Merca2 que también informó que el informe jurídico del consistorio era favorable. En aquel entonces sólo quedaba dar conformidad a toda la parte técnica del proyecto.

Pero esos pequeños flecos no se llegaron a cerrar y las elecciones municipales atropellaron al proyecto residencial. El PP volvió a ganar los comicios, pero en esta ocasión con otro candidato a la alcaldía -José Luis Álvarez Ustarroz en vez de Narciso de Foxá, exalcalde ya de Majadahonda- y con la necesidad de realizar un pacto de Gobierno con Vox.

El equipo de gobierno sufrió una renovación y algunos de sus concejalías y departamentos, también. Tras la entrada de Álvarez Ustarroz, el consistorio y la promotora comenzaron a realizar avances en los aspectos técnicos que faltaban para conceder la licencia, pero ha transcurrido otro año de espera y los trámites burocráticos no sólo no se han cerrado, sino que hay previsión de que se alarguen al menos otros cuatro meses.

“La promotora ha solicitado una licencia que no recoge las mejoras por las que se ganó el concurso de la compra de la parcela. El Pleno celebrado en diciembre de 2014 acordó cancelar esas mejoras. El Ayuntamiento está revisando la legalidad de esa decisión para saber si debe o no exigir las mejoras al constructor”, afirman a idealista/news fuentes municipales. Una circunstancia que el consistorio pretende resolver contratando a un experto independiente que dirima esta legalidad para después presentar este informe a la Comisión Jurídica Asesora de la Comunidad de Madrid. Todo este proceso alargará la decisión definitiva de esta licencia entre tres y cuatro meses, según ha podido saber idealista/news.

“Existen numerosos informes jurídicos y técnicos contradictorios, lo que hace imposible tomar una decisión fundamentada y transparente. La voluntad política no puede estar por encima de la seguridad técnica y jurídica”, afirman las mismas fuentes consistoriales. La promotora se mantiene a la espera, aunque no comprende por qué no se le han pedido todos estos informes antes, cuando ya llevan tres años de retraso en esta concesión, según ha podido saber este medio. En este sentido, el actual equipo de gobierno explica que sólo puede responder por la gestión de este último ejercicio donde “se ha avanzado mucho”, pero que no puede hacerlo por sus antecesores.

“El alcalde ha informado en todo momento a la promotora de la situación de la licencia. La última reunión se mantuvo el 4 de mayo de 2020”, señalan desde el Ayuntamiento. Reuniones que Álvarez Ustarroz también ha mantenido con algunos afectados por esta situación que han decidido incluso crear una plataforma para protestar por este retraso. Desde la asociación, que se ha reunido en varias ocasiones con el Ayuntamiento de Majadahonda, subrayan que se encuentran "impotentes y frustrados ante una situación para la que, por el momento, no han obtenido solución", según recoge Servimedia. De momento, tendrán que esperar al menos otros cuatro meses para ver esta luz a final del túnel que dicen no ver todavía.