Información sobre vivienda y economía

Savills pide ayuda a la Administración para apuntalar la recuperación inmobiliaria tras el covid-19

Hace un llamamiento para que impulse la recuperación vía flexibilidad legislativa, agilidad burocrática y nuevas políticas

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Nuevo llamamiento del sector inmobiliario a la Administración Pública. La consultora Savills Aguirre Newman insiste en un informe sobre los principales retos del sector en la etapa postcoronavirus que la actividad necesitará contar con el apoyo del sector público.

Según su tesis, el ahorro institucional que se canaliza hacia el mercado inmobiliario y el actual volumen de liquidez, sumado al crecimiento estable del que gozaba el negocio antes del estallido de la crisis sanitaria del covid-19, son los principales 'drivers' de la recuperación.

Sin embargo, en ese proceso también será fundamental el papel del sector público. Tal y como insiste el informe de la consultora, "sin necesidad de invertir, hay muchas iniciativas que los Gobiernos pueden poner en marcha para dinamizar el mercado, como legislar sobre flexibilidad en cambios de uso, nuevas políticas de vivienda o acelerar trámites administrativos". La menor burocracia, la agilización de las licencias y la seguridad jurídica han tres de las principales reivindicaciones del sector en los últimos años, y sobre todo en un momento de incertidumbre como el actual.

El informe de Savills Aguirre Newman incluye algunos retos futuros para el sector inmobiliario, especialmente para las oficinas. Por ejemplo, a largo plazo, y tras la experiencia del covid-19, destaca la necesidad de invertir en las herramientas necesarias para poder informar de los espacios de trabajo sobre mapas de calor, calidad del aire o el aforo en los edificios y sus respectivos tránsitos, así como la fórmula que permita combinar el trabajo en remoto con el físico, "que permite llevar a cabo otras tareas más relacionadas con la creatividad y la innovación y la colaboración, imprescindibles para el desarrollo de cualquier compañía", asegura la consultora.

En lo que se refiere al precio de los inmuebles, el estudio recalca que, más allá de la coyuntura, los analistas descartan que el sector inmobiliario esté en crisis y consideran que el descenso de precios apenas será notorio en comparación con lo que sucedió en 2008. No obstante, insiste la consultora "es todavía complicado hacer previsiones de futuro, ya que para ello es necesario conocer cuál será la evolución de la situación en el resto del mundo y cómo va a afectar a las exportaciones, el turismo o el consumo en España". 

Según los expertos consultados por idealista/news, en el caso de la vivienda los descensos podrían rondar los dos dígitos en las casas de segunda mano situadas, por ejemplo, en zonas turísticas, derivados de la necesidad de muchos propietarios de vender rápido. No obstante, creen que la obra nueva apenas bajará de precio y que el impacto en el mercado del alquiler también será moderado, debido al previsible aumento de la demanda de quienes no podrán optar a la compra.