Información sobre vivienda y economía

Así es la primera promoción residencial con instalación de autoconsumo compartido de Canarias

Luz Tagoror
Luz Tagoror
Autor: Juanjo Bueno

El autoconsumo doméstico sigue la senda del crecimiento a tenor de los datos registrados por la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), que constata que un 19% de los 596 MW de nueva potencia fotovoltaica instalada durante 2020 corresponde al sector residencial. En 2019 supuso un 10%. Sin embargo, a diferencia de en viviendas aisladas o unifamiliares, todavía es testimonial encontrar autoconsumo en edificios residenciales.

Tal es el avance del autoconsumo que, en su régimen compartido o colectivo, ha conquistado por fin Lanzarote, rica en sol. La urbanización Mirador del Mar de Costa Teguise, en Lanzarote, se convertirá en la primera promoción residencial con instalación de autoconsumo compartido de Canarias.

Se trata de un campo fotovoltaico común que alimenta cada una de las 28 viviendas (con letra energética A) y zonas comunes. Esta instalación de 85.000 vatios de potencia, generará como mínimo 152 MWh al año, y permitirá que sus residentes puedan ahorrar hasta un 100% de energía, según su perfil de consumo.

“Cuando hablamos de autoconsumo colectivo, nos referimos a que muchas familias ponen con común su cubierta para producir juntos la energía. En unos casos, una cubierta tendrá mejor exposición solar y otra tendrá mejor espacio para colocar los equipos y bajar los cables”, explica Álvaro Artiles, ingeniero de Luz Tagoror, un gestor energético encargado de su ejecución.

Con esta instalación se dejarán de emitir casi 120 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año, que equivale a plantar 160 árboles durante 30 años, que es la vida media de la instalación.

Pese a que la eliminación de barreras administrativas (en 2020 ocho CCAA eliminaron la licencia de obra necesaria para la ejecución de las instalaciones sobre el tejado, según UNEF) y los incentivos locales hacen cada vez más viables el autoconsumo compartido, todavía queda mucho camino por recorrer.