Información sobre vivienda y economía

Las viviendas heredadas aumentan un 7% en los últimos meses de 2020

Las casas transmitidas por herencia crecen tras el fin del confinamiento por el coronavirus · La caída anual, sin embargo, llega al 14,4%

La triste realidad de la pandemia del coronavirus en España es el incremento del número de fallecidos y, por consiguiente, en la mayoría de los casos de la transmisión de los derechos de la propiedad por herencias. En el caso de las viviendas, según los datos de cierre de 2020 que ofrece el Instituto Nacional de Estadística (INE), se heredaron un total de 151.533 casas, lo que supone un 14,4% interanual menos.

Al igual que otras transmisiones como las compraventas de viviendas, que han sufrido un decremento de las operaciones del 17,7% hasta las 415.748 transacciones, la paralización de toda la actividad durante la primera ola del coronavirus con el confinamiento obligatorio decretado por el Gobierno de España durante casi 100 días, entre el 15 de marzo y el 21 de junio de 2020, provocó que el trabajo del Colegio de Registradores, organismo del que saca los datos el INE, se restringiera en esos meses a lo estrictamente necesario y salvo casos de urgencia.

Fe de ello se nota claramente en los datos de las viviendas heredadas registradas en los peores meses del confinamiento como en abril (5.490), mayo (5.052) y junio (9.374), marcando mínimos de la serie histórica que recoge el INE desde 2007. Prácticamente toda la actividad quedó aplazada a la vuelta a la normalidad tras el fin del confinamiento estricto.

Ahora, pese a seguir en un nuevo estado de alarma y de las medidas en materia de restricción de desplazamientos, cierres perimetrales en la mayoría del país y el toque de queda, la actividad de los registradores ha vuelto a la normalidad, recuperando el trabajo atrasado.

Esto se ha notado en un incremento del número de registros de las transmisiones de viviendas por herencias entre la primera y segunda mitad del año. De hecho, entre enero y junio apenas se registraron 59.846 herencias de viviendas, mientras que entre julio y diciembre la cifra aumentó un 53,2%, hasta las 91.687 casas heredadas.

Este dato del segundo semestre de 2020 supone un 7% más que en el mismo periodo de 2019, después de haber caído casi un 35% si comparamos los datos del primer semestre de 2020 con el mismo tramo de 2019, es decir cuando se decretó el confinamiento más duro para luchar contra la pandemia.

Además del incremento comentado de finales de año, el dato de esas casi 91.700 casas heredadas supone el mayor dato para un segundo semestre desde que el INE realiza esta estadística a partir de 2007. De hecho, el mes de noviembre de 2020, con sus 17.157 transmisiones, fue que más viviendas heredas registró de toda la serie histórica.

Castilla-La Mancha y Madrid disparan sus viviendas heredadas en el segundo semestre

Todas las comunidades autónomas registraron datos anuales negativos en la transmisión de viviendas heredadas, al igual que la media nacional. Las regiones como mayor incidencia se dieron en País Vasco (-21,6%), Navarra (-20,2%), Murcia (-18,5%), Castilla y León (-16,8%) o la Comunitat Valenciana (-16,6%). Por el lado contrario, entre las autonomías donde la caída fue menor se encuentran Castilla-La Mancha (-4,2%), Madrid (-9,2%) o La Rioja (-11,1%).

Por el numero total de viviendas heredadas en 2020 se encuentran Cataluña (26.567), Andalucía (24.863), Comunitat Valenciana (21.020) y Madrid (18.133).

Sin embargo, haciendo zoom sobre el segundo semestre del año, se observa una reactivación de las operaciones tras los duros meses de confinamiento. De hecho, Castilla-La Mancha (23,9%), Madrid (21%) aumentaron el registro de casas heredadas a doble dígito entre julio y septiembre, frente al mismo periodo del año anterior. Tras estos dos datos destacados, aparecen La Rioja (9,3%) y Andalucía (8,1%).