Información sobre vivienda y economía

Los guardianes de casas: una nueva forma de vida que evita la okupación

Wikimedia commons
Wikimedia commons

La compañía Ideal Guardian aterriza en España para implantar su modelo de negocio. Se trata de ofrecer a los propietarios un servicio de ‘guardianes’ que ayudan a evitar la okupación y problemas relacionados con el vandalismo. Estas personas no pagan arrendamiento por habitar estos activos, aunque no lo hacen de manera gratuita porque tiene que hacer frente a algunos gastos que generan estos inmuebles. En Holanda, ya hay más de 50.000 personas que viven bajo este régimen, según apunta John Van Haaren, CEO de la compañía en nuestro país.

En un escenario donde la okupación comienza a ser un verdadero quebradero de cabeza para los grandes propietarios de activos inmobiliarios en España llega una empresa que intenta implantar un nuevo modelo de negocio y en paralelo, también de vida. Así lo explica el propio Van Haaren, CEO de Ideal Guardian, dentro de nuestras fronteras. “Lo nuestro es un win-win-win donde los propietarios, los guardianes y la sociedad salen ganando”, asevera. Pero, ¿cómo funciona los servicios de la compañía? “Somos un intermediario entre los propietarios de edificios vacíos y los guardianes que son las personas que entran a habitar esos inmuebles para evitar problemas como la rotura de cristales, grafitis e incluso la okupación. A nosotros nos contrata los propietarios por estos servicios de 'Guardians'”, añade.

Hasta aquí todo parece sencillo, pero la realidad es que la compañía con presencia en otros siete países europeos se ha encontrado un problema: la regulación. “La ley española no reconoce la figura del guardián como nos ha pasado en otras localizaciones y por este motivo es importante redactar todo de manera que no se incurre en una ilegalidad”, narra Van Haaren que hace especial hincapié en una premisa: los moradores de los activos vacíos no pagan ningún arrendamiento.

Van Haaren ejemplifica la situación de estos guardianes con un caso concreto ocurrido en Francia. "Tenemos un edificio de oficinas en París que quedaba vacío y ahora tenemos cerca de 20 'guardians' viviendo allí por un poco menos de 200 euros al mes, que no se cobra en concepto de arrendamiento", afirma el empresario. 

España es el octavo país donde tiene presencia la compañía, pero la realidad es que ya tiene un gran huella de negocio en Países Bajos, Reino Unido, Francia, Alemania, Irlanda, Finlandia, Dinamarca y Bélgica. De hecho, en Países Bajos, país donde se fundó Ideal Guardian, tienen hasta 50.000 personas viviendo bajo este modelo. El objetivo en nuestro país es alcanzar los 5.000 guardianes en el primer año, aunque Van Haaren aclara que todavía no tienen nada firmado, aunque sí muchos interesados. 

En este sentido, el CEO de la empresa en España explica que la mayoría de sus clientes son grandes propietarios que cuentan con importantes carteras de inmuebles, aunque no cierran la puerta a personas que quieran proteger su vivienda o activo. "El aterrizaje en España se debe a que muchos de nuestros clientes en Europa que tienen activos aquí también nos han pedido implantar este servicio", asevera. 

Con respecto al perfil del guardian, Van Haaren afirma que el más habitual es una persona joven de entre 25 y 35 años que busca un alojamiento barato para poder ahorrar y entrar después en el mercado de la compraventa de vivienda. "Les pedimos responsabilidad, seriedad y que el inmueble tenga siempre la sensación de que está vivo. También imponemos algunas limitaciones como pudieran ser la celebración de fiestas, por ejemplo", narra. 

El director ejecutivo ha asegurado tener "mucho interés en entrar en contacto con las administraciones públicas, tenedoras de muchos inmuebles vacíos", a la vez que ha señalado estar "convencido" de que su propuesta puede resultar muy interesante también para el sector público. No en vano, según ha explicado, no trabajan sólo con inmuebles para uso residencial, sino que también gestionan otros con una función originalmente distinta, como colegios u oficinas. Según ha recordado la empresa durante su presentación, en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el parque de viviendas vacías asciende a 3.443.365, lo que supone el 13,7% del total del parque nacional, pero una sexta parte de ellas se encuentra en un estado deciente. Eso hace que queden casi tres millones de viviendas vacías en buen estado en toda España.