Información sobre vivienda y economía

El PSOE insiste en la prórroga forzosa de 3 años de los contratos de alquiler en zonas tensionadas

Dentro de las negociaciones entre los partidos de Gobierno por la Ley de la Vivienda · Podemos se planta en poner límite la rentas del alquiler en zonas tensionadas

Flickr
Flickr
Autor: Redacción

PSOE y Unidas Podemos intentan desatascar la Ley de Vivienda, que lleva varios meses paralizada entre peticiones de unos y otros. En el marco de esta negociación, el partido encabezado por Pedro Sánchez retoma la idea de alargar la duración de los contratos de alquiler en las zonas declaradas tensionadas como alternativa al control de precios, donde se planta la formación morada. Esta medida supondría alargar los contratos de cinco a ocho años, y hasta los 10 años si propietario es un gran tenedor, en los contratos vigentes.

Según recoge el diario Expansión, la nueva ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, habría retomado el último borrador que el equipo de José Luis Ábalos presentó al Ministerio de Derechos Sociales, que dirige la actual secretaria general de Podemos Ione Belarra, para reanudar las conversaciones para tramitar la primera Ley por el Derecho a la Vivienda, una de las apuestas más firmes en el acuerdo de Gobierno entre Pedro Sánchez y el entonces líder de Podemos, Pablo Iglesias.

La medida que ya planteó el Mitma a comienzos del verano habla de que los contratos de arrendamiento en vigor en las zonas que se declaren tensionadas podrán acogerse a la finalización del mismo, es decir a partir del quinto año, a una prórroga extraordinaria de carácter anual y por un periodo máximo de tres años, en los mismos términos y condiciones del contrato en vigor, y con la única subida de la renta según la evolución del IPC.

Esto quiere decir que aunque no hubiera un acuerdo tácito para la renovación de dicho alquiler entre propietario e inquilino, el arrendatario podría asegurarse tres (3) años más de contrato, como máximo, a sumar a los cinco iniciales, si el piso se encontrase en una zona declarada tensionada.

La otra medida que planteaba el borrador de julio era para los nuevos contratos de arrendamiento en esas zonas declaradas tensionadas. En estos casos, la renta para el nuevo inquilino podrá subir como máximo un 10% en comparación con el arrendamiento anterior.

El PSOE lleva defendiendo la mayor seguridad jurídica de sus propuestas, frente a un hipotético control de los precios de los arrendamientos, como el que se está produciendo en Cataluña. De hecho, el Gobierno de Pedro Sánchez ha solicitado recientemente un recurso de inconstitucionalidad contra la ley catalana de alquiler por sobrepasar competencias.

Los socialistas se han mostrado contrarios al control férreo de los precios del alquiler, mientras que sus socios de Podemos continúan defendiendo medidas más intervencionistas sobre el mercado de alquiler en zonas tensionadas.

El Minsiterio de Raquel Sánchez se reitera en los incentivos fiscales a los propietarios para aumentar la oferta de vivienda en alquiler.