Información sobre vivienda y economía

Azora compra el complejo Arenas Resort Giverola en la Costa Brava e invertirá 40 millones en reformarlo

Azora
Azora
Autor: Redacción

Azora, a través de su fondo Azora European Hotel and Lodging, F.C.R. ("Azora EH&L" o el "Fondo"), ha adquirido el complejo Arenas Resort Giverola (Tossa de Mar, Girona) al grupo hotelero suizo Arenas Resorts. Esta inversión es la primera operación desde el primer cierre del fondo, con 680 millones de euros, el pasado verano.

El complejo cuenta con una ubicación privilegiada, frente al mar, en el corazón de la Costa Brava. En sus más de 35 hectáreas de superficie se ubica un complejo de 213 apartamentos, un glamping, cinco restaurantes y bares, instalaciones deportivas, piscinas, un spa y un amplio aparcamiento.

Situado en el municipio de Tossa del Mar, en el noreste de Cataluña, el complejo cuenta con acceso directo a dos de las playas más pintorescas de la Costa Brava, Cala Pola y Cala Giverola. La zona también es conocida por ser uno de los mejores lugares para practicar ciclismo en Europa.

Azora ha elegido a Med Playa, un operador de la zona y a su vez, uno de los operadores hoteleros más grandes de España, para gestionar el resort, fortaleciendo así su actual relación de confianza en diversos proyectos.

Azora cree que existe potencial para crear valor y mejorar el rendimiento del activo, que se construyó originalmente en 1988, y planea invertir 40 millones de euros para llevar a cabo una reforma integral y una ampliación de las instalaciones existentes tanto en el hotel como en el camping.

Está previsto que Azora y Med Playa reabran el hotel al público el próximo mes de junio. La apertura del camping se retrasará a la próxima temporada tras finalizar las obras de reforma y reposicionamiento que actualmente se están ejecutando. Una vez terminadas, ofrecerá 125 bungalow, 62 tiendas de campaña de lujo y 126 plazas para caravanas. En el hotel, que actualmente cuenta con 213 apartamentos, Azora planea llevar a cabo un plan de reforma muy ambicioso que pretende reposicionar el activo y conseguir una calificación de 4 estrellas. La reforma se llevará a cabo en dos fases, la primera de las cuales debe comenzar en noviembre de 2021, cuando acabe esta temporada.

En línea con su enfoque de inversión socialmente responsable, Azora también tiene la intención de mejorar las credenciales ambientales del complejo, incluyendo el objetivo de obtener una certificación Breeam muy buena o superior y la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones. Además, dentro del compromiso de Azora de contribuir a las economías locales, dará prioridad a los proveedores locales.

Azora también está planificando una serie de cambios comerciales y operativos para mejorar la experiencia del cliente, incluida la reparación del "camí de ronda" que atraviesa el complejo.

"Después de haber completado el levantamiento de capital inicial para nuestro último fondo hotelero el verano pasado, hemos observado pacientemente el sector en el contexto de la pandemia mientras evaluábamos una serie de oportunidades. Esta importante adquisición, que es la primera para el fondo desde que se formó su cartera de inversiones, nos permite reposicionar por completo un complejo hotelero extremadamente bien ubicado en un área de destino popular para turistas nacionales e internacionales. En línea con nuestra profunda experiencia en la gestión de activos y en la creación de valor añadido, nuestro objetivo es incrementar los ingresos operativos en el resort para ofrecer rendimientos atractivos a nuestros inversores", asevera Mónica Garay, socia senior y directora del área hotelera en Azora

“Tras un período de turismo limitado debido a la pandemia, nuestra confianza en el sector se mantiene y creemos que esta inversión se verá respaldada por las tendencias sociales. Con la implementación de la vacuna en toda Europa, esperamos un rápido repunte en muchas partes del sector a medida que se vayan aliviando, gradualmente, las restricciones. Históricamente, la Costa Brava ha atraído a un gran número de turistas, a lo que se suma el hecho de que el resort cuenta con un enfoque al aire libre, lo que no solo ha aumentado su resistencia a los impactos del covid-19, sino que también le permitirá recuperarse más rápido que los resorts tradicionales ", añade Garay.

El Giverola Resort se añade a la cartera de inversiones de Azora European Hotel and Lodging, FCR que ya incluye otros 10 hoteles del porfolio de lanzamiento, con alrededor de 2.670 llaves y 4 hostels con alrededor de 1.200 camas, ubicados en España, Portugal, Italia y Bélgica.

Con un primer cierre de 680 millones de euros y un límite máximo de 750 millones de euros, el Fondo tiene una capacidad total de más de 1.500 millones de euros para invertir en oportunidades de hoteles de ocio en toda Europa, aunque se espera que una parte significativa de la cartera se sitúe en España, al ser el destino de "sol y playa" más popular de Europa. Azora utilizará su importante experiencia para implementar una estrategia de valor agregado para el Fondo mediante el reposicionamiento, la renovación y la gestión activa de activos.