Información sobre vivienda y economía

El BCE y el ‘Brexit’ pueden mantener al euríbor en negativo durante al menos dos años más

El euríbor a 12 meses va a seguir siendo un cero a la izquierda para los hipotecados durante un largo periodo de tiempo. Los expertos, al menos, creen que el indicador de referencia para la mayoría de los préstamos hipotecarios en España puede mantenerse en terreno negativo durante dos años más y no retomar la tendencia alcista hasta 2019.

Y es que, pesar de que el índice lleva cinco meses consecutivos situado por debajo del 0%, el consenso recuerda que los mercados se enfrentan a un sinfín de problemas que reducen al máximo las probabilidades de que haya un cambio de rumbo hasta mediados de 2018.

“El euríbor al final depende de dos cosas: de cómo están los tipos de interés en este momento y de las expectativas sobre cómo estarán próximamente. De momento seguimos con el precio del dinero en el 0% y con todo lo que nos viene encima no veo al Banco Central Europeo (BCE) subiendo tipos fácilmente. Todo apunta a que habrá una desaceleración económica en la eurozona por el efecto contagio del ‘Brexit’, aunque los datos no lo confirmarán hasta dentro de unos meses”, asegura Rafael Romero, director del departamento de inversiones de Unicorp Patrimonio.

Algo parecido opina Juan Villén, responsable de idealista hipotecas, que recuerda que “cualquier evento que genere más incertidumbre sobre la velocidad de recuperación de la economía europea (y el ‘Brexit’ no solamente genera dudas, sino que incluso parece que reducirá sensiblemente el crecimiento) tiene un impacto inmediato en la cotización del euríbor. Y como esta incertidumbre va a durar bastante tiempo, la previsión es que el indicador se mantenga en niveles muy bajos. En definitiva, tenemos euríbor negativo para rato”.

Para comprobar que los expertos y los mercados van de la mano no hay más que echar un vistazo al comportamiento que ha tenido el índice desde la sorprendente victoria del ‘Brexit’ en el referéndum celebrado el 23 de junio. Aquel día, mientras los británicos acudían a las urnas, el euríbor se quedó en -0,029%, mientras que un día después se situó en el -0,047%, acabó junio en el -0,051% y ya está en el -0,063%, lo que se traduce en un nuevo mínimo histórico en tasa diaria. De momento, la media de julio está en el -0,058%.

Estos recientes récords han coincido en el tiempo precisamente con unas revisiones a la baja de las previsiones económicas de la eurozona por parte del propio Banco Central Europeo, que calcula un coste de entre tres y cinco décimas del PIB durante los próximos tres ejercicios como consecuencia del Brexit. También han coincidido con un mal dato de la confianza de inversores y analistas, que se ha desplomado a mínimos de año y medio ante el fuerte revés económico que puede llegar a suponer la salida británica del engranaje europeo.

Por tanto, y a la vista de las malas noticias con las que se están encontrando los mercados, no parece factible que el BCE pueda llevar a cabo en menos de dos años una subida de los tipos de interés que impulse un cambio de tendencia del euríbor.

Más bajadas pero limitadas

Llegados a este punto, la pregunta del millón es si el índice puede seguir cayendo más o se estabilizará alrededor del nivel actual. De momento, el consenso de expertos no descarta que el indicador siga bajando, aunque insiste en que las nuevas caídas están limitadas y apenas tendrán un impacto en el bolsillo de los consumidores.

Frédéric Penel, Responsable de Gestión Monetaria de Lazard Frères Gestión, cree que las políticas que está llevando a cabo el BCE provocarán más caídas. “Ha puesto en marcha una serie de medidas que definen una política monetaria ultraexpansiva. Acaba de incorporar un programa de compra de títulos ‘corporates’ (bonos de empresas no financieras) que refuerza este efecto y afirma que estas medidas serán efectivas al menos hasta marzo de 2017, incluso más allá si fuera necesario. Bajo este contexto, las perspectivas de evolución del euríbor se orientan claramente a la baja para los próximos meses porque los planes del BCE incrementarán el exceso de liquidez en el mercado, lo que hundirá más los tipos”, opina.

El ‘Brexit’ es otro de los factores que determinarán si el indicador todavía tiene recorrido en negativo. Según Villén, en función de cómo se transmita su impacto a la economía (menor crecimiento), así como del sentido de las negociaciones de salida (mayor o menor desconexión con Europa a nivel de relaciones comerciales), podremos ver o no una profundización de la caída del euríbor. Ahora bien, el experto descarta que la caída vaya a ser mucho más profunda y calcula que serán centésimas de porcentaje.

Desde Analistas Financieros Internacionales (AFI) tampoco esperan grandes movimientos ni al alza, ni a la baja. "La sensación que tenemos es que los tipos bajos han venido para quedarse un tiempo largo. A corto plazo no creo que el euríbor tenga demasiado recorrido a la baja, ni tampoco fuerzas como para un gran repunte. En la eurozona va todo muy lento y por eso la previsión es que los tipos de momento se queden próximos a cero", señala Víctor Echevarría.

Para Unicorp Patrimonio tampoco tiene sentido que el euríbor baje mucho más ya que “a partir de cierto nivel los bancos no estarán dispuestos a prestarse dinero entre sí”. Por eso, la firma maneja una horquilla para el euríbor a 12 meses de entre el 0% y el -0,1%, lo que significa que actualmente está justo a mitad de camino.

Bankinter también usa unos baremos similares. Según el escenario central que maneja el banco (es decir, si no se producen grandes noticias buenas o malas), el indicador se quedará congelado en los niveles actuales hasta septiembre para caer hasta el -0,07% en los últimos tres meses del año. En dicha cota permanecerá hasta verano del año que viene y será entonces cuando suba unas centésimas para volver al nivel actual (-0,05%), donde se estabilizará hasta la segunda mitad de 2018. A partir de entonces, el índice volverá al 0%.

Lazard coincide en este pronóstico e insiste en que hay demasiados factores internos y externos en la eurozona que jugarán un papel fundamental en la vuelta del euríbor a terreno positivo. Por eso, la aplaza hasta dentro de tres años.

En el peor de los casos para los hipotecados, suponiendo que la economía mejore más rápido de lo esperado y que el impacto del 'Brexit' no sea tan duro como parecen indicar las previsiones actuales, al euríbor todavía le quedaría un año de tipos negativos. 

"No sé si los acontecimientos permitirán que el euríbor se mantenga por debajo de cero durante varios años, pero no hay duda de que permanecerán así hasta la segunda mitad del año que viene. Si finalmente vuelve a terreno positivo para entonces, nuestra previsión es que se quede muy cerca del 0%. Debemos tener claro que la vuelta a la normalidad va a ser muy gradual", concluye el experto de AFI.

En idealista/hipotecas te conseguimos la mejor hipoteca,
desde Euribor + 0,75%. servicio gratuito y sin compromiso