Información sobre vivienda y economía

El mapa de las nuevas hipotecas en España: estas son las CCAA donde arrasa el tipo fijo

Las hipotecas fijas están viviendo uno de sus mejores momentos. En los últimos meses su uso se ha extendido tanto que han llegado a convertirse en una alternativa real al euríbor, el indicador de referencia por excelencia del mercado hipotecario en España. Y eso que ahora está más atractivo que nunca: en agosto ha marcado su duodécimo mínimo histórico consecutivo.

Tras el fuerte despegue del tipo fijo durante 2016 y primeros meses de 2017, las estadísticas más recientes reflejan una estabilización que sitúan su peso muy cerca del 40% de los nuevos préstamos para comprar una vivienda que se formalizan. Ahora bien, el tipo fijo no se está asentando al mismo ritmo en todo el territorio: como sucede con la demanda o la estabilización de los precios, encontramos grandes diferencias entre las autonomías.

Según los datos que maneja el Colegio de Registradores de la Propiedad, en el segundo trimestre del año un 38,51% de los nuevos créditos hipotecarios sobre viviendas en España estaba vinculado a un tipo fijo, mientras que un 60,15% estaba referenciado al euríbor. El 1,34% restante estaba ligado a otros tipos de interés, como el IRPH.

Dentro de ese promedio nacional encontramos dos extremos: en uno de ellos están las autonomías mediterráneas, las islas y algunas zonas del norte, que se convierten en las regiones donde más está arrasando el tipo fijo.

En el ranking encontramos hasta siete comunidades donde el peso de las hipotecas fijas supera el 40% con Asturias a la cabeza: es la única región donde el tipo fijo supera a su rival variable al alcanzar un 53,27%. La segunda de la lista es Cataluña, con un 49,05%; seguida de Baleares (46,05%), Comunidad Valenciana (46,01%), Murcia (45,2%), Galicia (42,06%) y Canarias (41,41%).

En cambio, en el otro extremo de la tabla se encuentran País Vasco (25,41%), Extremadura (25,46%), Navarra (26,88%), Aragón (27,3%) y Madrid (29,16%), que ocupan los últimos cinco puestos del ranking con menos de tres hipotecas fijas por cada 10 formalizadas entre abril y junio. Por encima del 30%, pero por debajo de la media, encontramos a Castilla-La Mancha (30,78%), Castilla y León (31,5%), La Rioja (31,99%), Cantabria (34,14%) y Andalucía (37,89%).

¿Y a qué se deben estas diferencias? Según explica Juan Villén, responsable de idealista hipotecas, “las zonas donde hay una mayor compra por parte de extranjeros suelen tener más hipotecas a tipo fijo, al ser un producto que conocen bien: se utilizan mucho en sus países de origen. Asimismo, las segundas residencias se suelen financiar más con tipos fijos, pues se toman como una inversión y se prefiere evitar sustos”. Además, añade Villén, “el importe medio es más bajo, por lo que la diferencia con la cuota de una hipoteca a tipo variable no es tan relevante”.

Además de los extranjeros y las segundas residencias, otro factor a tener en cuenta es la mayor o menor apuesta por los tipos fijos por parte de los bancos más fuertes de cada región. Por ejemplo, CaixaBank, BBVA y Sabadell, entidades muy fuertes en Cataluña, sí están fomentando los tipos fijos.

¿Y qué sucede con Madrid, País Vasco y Navarra? Para Villén, parte de la respuesta la encontramos en que son tres de las autonomías con la capacidad adquisitiva más alta de España. “En estas regiones, donde los importes de las hipotecas y el poder adquisitivo suelen ser superiores, los compradores se inclinan más por las variables por el ahorro a corto plazo y su capacidad de absorber futuras subidas de cuotas cuando el euríbor abandone sus mínimos históricos”, insiste.

De momento, el euríbor sigue instalado en terreno negativo, aunque el próximo año podríamos ver ya un cambio de tendencia. El propio sector financiero está convencido de que en la próxima primavera dicho indicador retomará la senda alcista, lo que significa que las hipotecas a tipo variable volverán a encarecerse.

En este sentido, los expertos recuerdan que el euríbor tarde o temprano volverá a unos niveles históricamente normales (la media ronda el 2,3%), sin olvidar que antes de la crisis nunca llegó a moverse por debajo del 2%. Así pues, y teniendo en cuenta que el mercado da por hecho que las cuotas mensuales de las hipotecas a tipo variable volverán a encarecerse, muchos compradores de vivienda están apostando por la gran ventaja de la hipoteca fija: la tranquilidad de que siempre se paga la misma cantidad de dinero, desde el primer mes de vida del préstamo hasta el último.

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.