Información sobre vivienda y economía

Los seis grandes cambios que ha provocado el covid en las hipotecas

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

La pandemia ha afectado a todos los sectores de la economía, y el hipotecario no ha sido una excepción. De hecho, es uno en los que la crisis del covid-19 ha tenido un mayor impacto, produciendo cambios notorios que se han notado tanto en la cantidad de concesiones como en la novación de hipotecas y, en general, en una serie de tendencias propiciadas por la pandemia.

Repasamos los cambios del mercado hipotecario más destacados y que están estrechamente relacionados con la pandemia sanitaria:

Freno a las concesiones de nuevas hipotecas

Debido a la nueva situación de incertidumbre que supuso la pandemia, unido al elevado número de despidos y ERTE que siguieron a los confinamientos, el mercado hipotecario ha vivido un descenso notable en la concesión de nuevas hipotecas.

En 2020 se produjo una caída del 6,1% de los actos ante notarios en comparación con el año 2019. Esta tendencia fue especialmente observable en la constitución de nuevas empresas, pero también en la firma de nuevas hipotecas. La explicación se encuentra en la elevada incertidumbre que generó la aparición del virus, así como en la inestabilidad laboral de muchos sectores que se vieron directamente golpeados por la pandemia. Y en lo que llevamos de año de momento también se imponen los números rojos: entre enero y marzo los préstamos para la compra de vivienda registran una caída del 7,8% respecto al primer trimestre del ejercicio pasado.

Caída de las cancelaciones de hipotecas a causa de la covid

Además de producirse un freno en la concesión de hipotecas, otra de las consecuencias directas de la covid en el mercado hipotecario lo encontramos en la caída de las cancelaciones. En concreto, en el año 2020 se produjeron un total de 298.081 cancelaciones, mientras que en 2019 se registraron 347.782 cancelaciones.

Aumento de otros actos, como las moratorias y novaciones

A pesar de que las cancelaciones y las firmas de nuevas hipotecas descendieron tras el estallido de la pandemia, en los últimos meses se ha producido un repunte de otros actos realizados ante notario. Entre ellos destaca un aumento importante de los actos de novación de hipotecas con vistas a renegociar los plazos o los importes de las cuotas que se pagan.

Además, otro aumento significativo han sido las moratorias hipotecarias. Durante 2020, este tipo de actos aumentó hasta el 300% en comparación al año anterior, y llegó a situarse a niveles que no se veían desde 2013, uno de los peores momentos de la crisis económica y considerado un ‘annus horribilis’ para el mercado de la vivienda.

Abaratamiento de las hipotecas

Otra de las consecuencias positivas del covid ha sido el abaratamiento de las hipotecas. Como consecuencia del descenso de nuevas firmas, durante el año 2020 se produjo una nueva caída de los tipos de interés. De hecho, el tipo de interés medio de los préstamos se sitúa en torno al 1,5%, el nivel más bajo de la serie histórica del Banco Central Europeo (BCE). No obstante, en la mitad de la eurozona las hipotecas están todavía más baratas que en España.

Mejores condiciones a la hora de contratar una hipoteca

Este abaratamiento de las hipotecas, unido a la caída de las firmas de nuevos préstamos, ha intensificado la guerra entre las distintas entidades bancarias por captar más clientes, algo que se puede comprobar comparando las ofertas hipotecarias que hay en el mercado. Y ello, a su vez, ha propiciado condiciones bastante ventajosas para los particulares.

Un buen ejemplo lo encontramos en la Tasa Anual Equivalente (TAE), que en diciembre de 2020 se situó de media en el 1,67% para la firma de nuevas hipotecas en España. Este índice aumentó ligeramente en enero de 2021 (llegando a situarse en el 1,74%). Sin embargo, incluso así, sigue siendo una TAE extremadamente baja, lo que se traduce en condiciones muy ventajosas para los clientes que están buscando contratar una hipoteca en la actualidad.

Aumento de las hipotecas fijas frente a las variables

Otro de los cambios en el mercado hipotecario a causa del covid lo encontramos en un aumento significativo de la firma de hipotecas a plazo fijo frente a las de plazo variable. De hecho, 2020 fue el mejor año de la historia para las hipotecas de esta modalidad, con más de 160.000 firmas a plazo fijo. En total, supone un aumento del 9% en comparación al año 2019. Y la tendencia parece mantenerse en este ejercicio: en marzo, último dato disponible hasta la fecha, batieron récord de contratación al suponer el 56,2% de los préstamos para la compra de vivienda inscritos en dicho mes.

Existen varias causas que pueden explicar esta tendencia de dar preferencia a las hipotecas a plazo fijo frente a las de plazo variable, y que ha ido a más en los últimos años. De hecho, desde 2016, cuando se produjo un aumento considerable en las firmas de este tipo de hipotecas como consecuencia de la crisis financiera, se ha mantenido la creciente apuesta de los consumidores por las hipotecas a plazo fijo.

Sin embargo, la pandemia ha servido para confirmar que la tendencia parece haber llegado para quedarse. Al igual que sucedió después de la crisis de 2008, los usuarios buscan mayor seguridad, incluso aunque eso pueda llegar a significar pagar un poco más. El covid ha puesto sobre la mesa un nuevo escenario de incertidumbre, lo que consolida que las hipotecas a plazo variable sean percibidas por muchos particulares como peligrosas o, al menos, más arriesgadas que las de plazo fijo.

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.