Información sobre vivienda y economía

Azora se hace con 500 viviendas en Madrid y Barcelona tras pagar 150 millones a Banco Sabadell

Autor: Redacción

Banco Sabadell continúa soltando lastre inmobiliario. Y ha encontrado en la gestora Azora el socio perfecto para traspasarle un portfolio de inmuebles adjudicados.

En concreto, le ha vendido por un importe cercano a los 150 millones de euros una cartera compuesta por 500 casas situadas en las áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona. Estas viviendas llegaron al balance de la entidad entre 2005 y 2012, y actualmente estaban gestionadas por el fondo inmobiliario del banco catalán. Durante la crisis, estuvieron alquiladas.

Esta operación, que ha contado con el soporte operativo de Solvia, se enmarca en el proceso de desinversiones de activos adjudicados y préstamos morosos en el que está sumido Sabadell, al igual que el resto del sector financiero. De hecho, en los últimos días la agencia de calificación crediticia Moody's ha decidido bajar la perspectiva del rating de los bancos españoles al considerar que está soltando lastre inmobiliario lentamente. La firma cree que este año las ventas de activos no volverán a batir récord, como sucedió en 2017 y 2018, y pide un esfuerzo adicional al sector. 

En el caso concreto de Sabadell, ha sido protagonista de varias transacciones en los últimos meses, valoradas en unos 600 millones de euros. Por ejemplo, traspasó una cartera de ocho edificios de viviendas a la socimi Vivenio, un portfolio logístico-industrial al fondo estadounidense Blackstone y varios hospitales que actualmente están arrendados al grupo de salud privado Quirón. 

Además, ha vendido por unos 241 millones de euros el 80% de la inmobiliaria Solvia al fondo sueco Intrum, que está preparando un proceso de despido colectivo (ERE) en la firma. También prevé cerrar la próxima semana la venta de su promotora Solvia Desarrollos Inmobiliarios al fondo americano Oaktree, interesado en los 1.300 millones en suelos que posee la compañía. 

La gestora Azora, por su parte, también está protagonizando varios movimientos corporativos. Acaba de lanzar una socimi junto con Banca March para invertir hasta 250 millones de euros en residencias de mayores y está apostando por líneas de negocio como la gestión de viviendas en alquiler, muchas de ellas protegidas, y la puesta en marcha de una cadena de hostales para lo que está buscando socios inversores.