Información sobre vivienda y economía

COAPI España: "El 'coworking' y el 'coliving' son una gran oportunidad inmobiliaria en la era poscovid"

Los agentes de la propiedad creen que impulsará nuevos perfiles profesionales y la comercialización de los inmuebles

Autor: Redacción

La crisis del covid-19 ha revolucionado el sector inmobiliario. No sólo ha dado un vuelco a los precios y ha frenado la compraventa de inmuebles y la firma de hipotecas, sino que también ha impulsado el uso de la tecnología para vender o alquilar inmuebles y ha dejado sobre la mesa nuevas oportunidades de negocio.

Al menos, esa es la lectura que hace el Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (CGCOAPI) de España, que en un estudio explica las razones por las que las fórmulas del 'coworking', el 'coliving' o el 'workation', basadas principalmente en compartir espacios, pueden impulsar el sector. 

"La pandemia, al margen de la crisis sanitaria y económica que está provocando, ha puesto en juego nuevos actores, como el teletrabajo, que a su vez están acelerando nuevas formas de trabajar y de vivir", asegura el CGCOAPI, que detalla que los ‘coworkings’, ‘colivings’ y ‘workations’ "no solo abren la puerta a nuevos nichos de mercado, sino que generan nuevos perfiles profesionales para dinamizar estos espacios y comercializarlos, lo que supone una gran oportunidad de negocio para el  inmobiliario".

A pesar de que estas fórmulas ya llevan tiempo presentes en el sector, el Consejo General de los agentes de la propiedad considera que la pandemia va a suponer un catalizador y que impulsará la demanda de este tipo de alternativas, sobre todo en los colectivos más jóvenes. 

Sobre el 'coworking', el estudio recuerda que ya hay en España más de 800.000 m2 de espacios de trabajo compartido", sobre los que destaca que están "enfocados a cooperar y a generar sinergias entre los usuarios fomentando así la vida sociolaboral".

Respecto al coliving’, señala que es "un paso más hacia la convivencia de los usuarios con el objetivo de compartir mucho más que proyectos profesionales", ya que pueden disponer "de áreas de oficina, bibliotecas, gimnasios y todo aquello que el promotor quiera incorporar y sea viable”.  Recientemente, Cataluña ha regulado los minipisos en espacios comunitarios compartidos, lo que, según los agentes de la propiedad, "sienta una base legal para este tipo de promociones, que sin duda veremos crecer en los próximos años debido a su gran demanda”.

Y en este contexto de compatibilizar vida social, laboral y ocio en un mismo espacio es donde entra en juego el workation', que aúna los términos anglosajones work’ y ‘vacation’. Según el estudio, a pesar de que esta fórmula es más novedosa que las dos anteriores, la pandemia del coronavirus "ha acelerado su puesta en escena y su planteamiento basado en la mejora de la calidad de vida en zonas asociadas a vacaciones hace prever un relevante desarrollo de este modelo de negocio".

Nuevos profesionales y nuevos nichos de negocio

Para explicar cómo está afectando el tirón de estas formas de trabajar y vivir al sector inmobiliario, el CGCOAPI pone dos ejemplos prácticos: la creación de perfiles profesionales como los community builder’ (en el caso de los ‘coworkings’) y el gestor comunitario (en el del‘coliving’.) “Esto ofrece al profesional la ocasión de entrar en la comercialización de este tipo de productos, formándose convenientemente para conocer y controlar a la perfección las particularidades e idiosincrasia propias de este nuevo mercado en el que operar y que tantas posibilidades de mercado abre al sector inmobiliario”, explica el Consejo General de los agentes de la propiedad.

En el caso del workation', el estudio recalca que es un formato por el que están apostando grandes empresas y cadenas hoteleras, así como algunos países y territorios con alto atractivo turístico como Barbados, Bermudas o el Algarve. “La entrada en juego del teletrabajo permite esta movilidad, y permite también readaptar la oferta hotelera a nuevos targets y maneras de entender la manera de vivir”, concluye el estudio.