Información sobre vivienda y economía

Cuatro cooperativas construirán viviendas con derecho de uso en unos suelos cedidos por Barcelona

El regidor de Vivienda, Josep Mª Montaner, en el centro, con el comisionado de Economía Social y las cooperativas / Ajuntament de Barcelona
El regidor de Vivienda, Josep Mª Montaner, en el centro, con el comisionado de Economía Social y las cooperativas / Ajuntament de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona ha firmado la cesión de uso de solares de su propiedad a cooperativas para que construyan cuatro promociones de vivienda en régimen de alquiler social y derecho de uso. Son terrenos situados en los distritos de Ciutat Vella, Sants-Montjuïc, Nou Barris y Sant Martí. Esta cesión forma parte del Plan municipal del Derecho a la Vivienda 2016-2025 para ampliar a 18.500 pisos con precios asequibles en Barcelona.

El concurso público salió en octubre del año pasado para adjudicar los solares en diferentes puntos de la ciudad para así construir viviendas cooperativas o bien en régimen de cesión de uso o 'covivienda'. El acceso al concurso quedaba restringido para cooperativas, fundaciones y demás entidades sin ánimo de lucro, y se esperaba la resolución del concurso para primavera de 2018. 

En total se presentaron 19 proyectos de 12 entidades distintas. Finalmente, se ha avanzado y las compañías que han firmado el acuerdo son La Xarxaire SCCL (para un proyecto en La Barceloneta, Ciutat Vella), LLar Jove SCCL (para un proyecto en Marina del Prat Vermell, en Sants-Montjuïc), Asociación Cohabitatge Cooperatiu (para una promoción en Roquetes, Nou Barris) y Sostre Cívic SCCL (para unas viviendas en El Poblenou, en Sant Martí). 

Los proyectos seleccionados no han concretado cuántas viviendas se construirán, aunque en el momento de sacar el concurso el ayuntamiento previó alrededor de unas 300 viviendas protegidas en esos espacios. Los cooperativistas a los que se les ha adjudicado el uso de los solares pasarán a ser los titulares del derecho a superficie, nunca del suelo.  Además se establece un precio protegido para esas viviendas, que no podrán superar nunca los 1.940,48 euros el m2, tal y como marca la normativa de vivienda protegida. 

Esas viviendas que se contruyan nunca podrán ser vendidas ni traspasadas al precio del mercado libre. En caso de que el adjudicatario quiera venderlo, el que tiene el derecho preferente de compra es el Ayuntamiento.