Información sobre vivienda y economía

El interés por comprar chalets se estabiliza mientras sube la demanda de pisos

El interés por mudarse a una casa más grande, con más espacio exterior, jardín o terraza ha sido uno de los principales cambios que ha provocado la pandemia del coronavirus en el mercado de la compraventa de vivienda en España. Según los datos que lleva publicando idealista, el principal marketplace inmobiliario de España, Italia y Portugal, desde abril del año pasado, la demanda relativa de chalets se disparó en el segundo y el tercer trimestre del año pasado, en medio del confinamiento obligatorio en los hogares decretado por el estado de alarma y de las fases de desescalada del verano pasado.

Aquellas personas que se vieron encerradas de la noche a la mañana se dieron cuenta de que ya no querían vivir en la casa que habitaban, y empezaron a buscar un hogar más amplio. El incremento del interés por comprar una vivienda unifamiliar se fue normalizando tras ese primer impulso de la demanda, y muchos de ellos dieron el paso y formalizaron la transacción durante 2020, tal y como confirman los datos de los Registradores de la Propiedad.

Ahora, con los datos del primer trimestre de 2021 del indicador de la demanda relativa de vivienda a la venta de idealista/data, podemos observar la presión de la demanda sobre la oferta tanto en pisos como en chalets en cada una de las comunidades autónomas. Si a cierre de 2020, esta demanda relativa, sobre todo en la vivienda unifamiliar (1,2 puntos), pareció tomarse un respiro, con el arranque de año han vuelto a repuntar en todas las regiones (1,4 puntos de media), salvo en Madrid donde ha cedido 2% en marzo frente a diciembre.

Mientras, la presión de la demanda sobre los pisos, por su parte, ha aumentado hasta los 1,3 puntos de media nacional, con subidas en todas las autonomías, salvo en Cantabria, donde cae un 3,8%.

Todas las autonomías han registrado una mayor presión de la demanda sobre los chalets que sobre la vivienda colectiva, salvo en Andalucía, Castilla-La Mancha y La Rioja. Pero también hay que desctacar que los pisos han sido los que más han crecido entre enero y marzo, un 14,3% de media frente al 11% de las viviendas unifamiliares.

Las regiones donde se puede encontrar mayor presión de la demanda sobre la oferta de chalets se da en Murcia (2,8 puntos), La Rioja (2,4 puntos) o Navarra (2 puntos). Mientras que por la parte de los pisos, la mayor demanda relativa se encuentra también en La Rioja (3,5 puntos), acompañado en esta ocasión por Castilla-La Mancha (2,1) y Navarra (1,8).

En cuanto a la evolución intertrimestral, las mayores subidas en viviendas unifamiliares vuelven a darse en Navarra (26,3%), La Rioja (21,2%) y Murcia (15,8%). Frente a ellas, a la bajada ya comentada de Madrid, la presión de la demanda se mantiene estable en País Vasco (2,5%) y Cantabria (3,3%).

Por la parte de la vivienda horizontal, siguen destacando los incrementos de La Rioja (26,6%), Navarra (24,4%) o Castilla-La Mancha (18,3%), pero también en Extremadura (16,7%), Canarias (16,6%) y Asturias (15,5%). Por el lado contrario, al descenso de Cantabria, se une el menor incremento de Comunitat Valenciana (5,3%), País Vasco (5,6%) o Cataluña (8,7%).

Registradores: la venta de chalets alcanzó en 2020 su mayor porcentaje de la historia

Con los datos de compraventa anuales correspondientes a 2020 de los Registradores de la Propiedad, el 20% de las transacciones correspondieron a viviendas unifamiliares, alcanzando su porcentaje máximo de la serie histórica. Cabe recordar que el parque de viviendas en España está dominado por las viviendas tipo piso, un 64,6% del total, frente al 35,3% de las casas unifamiliares.

“Con la crisis sanitaria uno de los aspectos que más ha cambiado desde el punto de vista de la demanda de vivienda es la búsqueda de viviendas con mayor superficie, así como mayor o menor superficie de zonas abiertas (terrazas, jardines…). El peso de las compraventas de vivienda unifamiliar se ha ido intensificando a partir del confinamiento domiciliario”, afirman los registradores.

Las comunidades autónomas que han registrado mayores pesos en la compraventa de vivienda unifamiliar durante el pasado año han sido Castilla-La Mancha (36,6%), Extremadura (28,5%), Castilla y León (24,6%) y Murcia (23%), mientras que los mayores porcentajes de compraventas en pisos se han alcanzado en País Vasco (95,2%), Asturias (86,2%) y La Rioja (85,2%).

En la comparativa frente a 2019, los chalets han visto incrementar su peso relativo en 1,92 puntos porcentuales, “este recorrido anual puede catalogarse como intenso en la medida que normalmente las oscilaciones han venido siendo mínimas”, destacan los registradores.

En 16 comunidades autónomas se ha incrementado el peso de la compraventa de vivienda unifamiliar con respecto al año precedente, salvo en Canarias. Los mayores aumentos trimestrales se han registrado en Aragón (3,5 pp), Navarra (3,3 pp) y Madrid (3 pp).

“Los compradores han buscado cubrir las necesidades más intensas requeridas actualmente a las viviendas, en parte como consecuencia de la intensificación del teletrabajo, así como los requerimientos de mayor superficie abierta, en parte condicionado por la experiencia del confinamiento domiciliario vivido a lo largo de 2020.  Las características demandadas están cambiando, no radicalmente ya que el mercado inmobiliario no se caracteriza por la presencia de cambios intensos durante un corto espacio de tiempo, dada su naturaleza, pero sí progresivamente”, concretan desde la Estadística Registral Inmobiliaria.

La superficie media de la vivienda toca máximos históricos

Durante el primer trimestre del año, los resultados han proporcionado un escenario algo distinto a los trimestres anteriores y que vienen a confirmar la tendencia que marca la demanda relativa de vivienda de idealista, ya que, el peso de la vivienda unifamiliar se mantiene en cifras históricamente elevadas (por encima del 20%), pero por debajo de los máximos históricos alcanzados durante los dos trimestres precedentes.

Con datos trimestrales, la venta de viviendas se ha desagregado en un 79% para los pisos y un 21% para la vivienda unifamiliar. A cierre de 4T 2020, el dato alcanzó el 22,5% de las ventas para los chalets.

Las comunidades autónomas con mayor peso de la compraventa de vivienda unifamiliar han sido Castilla – La Mancha (37,1%), Extremadura (28,8%), Castilla y León (26,1%) y Baleares (25,1%), mientras que los mayores pesos en vivienda colectiva se han registrado en País Vasco (94,9%), La Rioja (88,1%), Asturias (84,7%) y Madrid (82,3%).

Para los registradores, estos porcentajes “previsiblemente se mantendrán en la medida en que sigue la demanda de vivienda de mayor superficie interior y exterior, así como mayor flexibilidad en su localización, factores ambos que favorecen a la vivienda familiar”.

Otro dato que añade valor a las nuevas preferencias de los usuarios en la búsqueda de casas con mayor espacio es el análisis de la superficie media de la vivienda. De nuevo, los registradores confirman que se ha llegado a máximos de la serie histórica en cuanto a tamaño medio de la vivienda, con 102,9 metros cuadrados.

La superficie media de la vivienda nueva libre se ha elevado a los 111,4 m2, superando el máximo que se alcanzó en el trimestre anterior (110,9 m2). Mientras que la vivienda usada también alcanzó un nuevo tope, con una superficie media de 101,4 m2.

El arranque de 2021 confirma la mejoría, pero aún por detrás del periodo precovid

Entre enero y marzo se inscribieron en los registros de la propiedad 129.228 compraventas de vivienda, con un incremento del 13,6% sobre el trimestre anterior. Con respecto al mismo trimestre de 2020, el descenso interanual del primer trimestre ha sido del 15,2%. En los últimos 12 meses, se han inscrito 421.769 compraventas de vivienda, retrocediendo a niveles anuales de la primera mitad de 2017.

En vivienda nueva durante 1T 2021, se han registrado 28.192 compraventas, con un crecimiento del 23,4% sobre el cuarto trimestre de 2020. La vivienda usada registró, por su parte, 101.036 operaciones, con un incremento intertrimestral del 11,1%.

Metodología de la demanda relativa

Utilizando datos de comportamiento de usuarios de idealista, recopilamos un Indicador de la presión de la demanda sobre la oferta. Este indicador se basa en el número de leads (contactos por email, contraofertas y guardados en favorito) recibidos por anuncio de idealista. Por un lado, los leads muestran la demanda de vivienda por parte de los usuarios. Por otro lado, el número de anuncios mide la oferta de vivienda disponible en el portal. De esta manera, el indicador sintetiza la presión de la demanda sobre la oferta en cada zona de España y para cada segmento de mercado (venta y alquiler), y se utiliza para medir situaciones de calentamiento o enfriamiento del mercado cuando la demanda relativa es alta o baja respectivamente.