Información sobre vivienda y economía

Los hoteles de Madrid y Barcelona concentran el interés de los inversores extranjeros

Se unen a destinos turísticos consolidados como Baleares, Canarias o la Costa del Sol

Autor: Redacción

Los grandes fondos de inversión concentran sus expectativas de compra en el sector hotelero español, seriamente golpeado por las consecuencias de la pandemia del coronavirus. Algunas de las cadenas hoteleras más importantes, como Meliá o NH, ya han tenido que vender activos ante la falta de ingresos, y los expertos esperan que estos inversores extranjeros concentren su interés en grandes ciudades como Madrid y Barcelona, junto a los destinos turísticos de Baleares, Canarias y la Costa del Sol.

Casi un año y medio después del estallido de la pandemia del coronavirus en España, el sector hotelero nacional anda revolucionado, tratando de sortear la crisis de la mejor manera posible. Pese a los buenos datos de turismo nacional durante la temporada alta de verano, el importante peso de los turistas extranjeros está muy lejos de los récords alcanzados en los años previos a una fecha que quedará señalada para siempre: marzo de 2020.

Grandes y pequeñas cadenas hoteleras en todas partes del mapa nacional sufren las consecuencias de las restricciones de movilidad y condiciones a cumplir para viajar y regresar al lugar de origen de los extranjeros, aunque los vacunados prácticamente pueden viajar sin restricciones.

Esa caída de la demanda para los establecimientos hoteleros ha hecho mella en sus ingresos y muchos han tenido que acudir a la venta de los inmuebles para encontrar liquidez. Las operaciones se caracterizan, por un lado, por un cambio de operador, o por la revalorización del activo para una futura venta, y por otro lado, el cierre de operaciones ‘sale & leaseback’, donde el vendedor mantiene el negocio mediante un alquiler del edificio durante unos años.

Algunas de las operaciones más destacadas de los últimos meses han sido la venta de ocho establecimientos de Meliá a un vehículo institucional por 200 millones de euros. A su vez, la hotelera dirigida por Gabriel Escarrer adquirió al fondo Varde el hotel Apolo de Barcelona por 90 millones. Mientras, NH ha vendido el hotel Calderón de Barcelona por 125 millones de euros.

Entre las operaciones más grandes, que incluían varios activos en diversos destinos nacionales, están la compra de RIU de 19 hoteles a la operadora TUI por 670 millones, o la adquisición de cinco hoteles por parte del fondo canadiense Brookfield por 550 millones.

Los expertos en el sector hotelero y de Hospitality afirman que las operaciones de compraventa de inmuebles aún tienen recorrido en nuestro país, marcado además por el incremento de las oportunidades de inversión en España frente a otros países.

De hecho, el número de hoteles en venta en idealista a comienzos de este agosto es un 30% superior al de hace justo un año. El pasado 1 de agosto de 2021 había anunciados en idealista un total de 639 establecimientos que reconocían contar con licencia hotelera, mientras que un año antes esa cifra se situaba en los 490. El incremento se ha notado con más fuerza en las provincias costeras, registrando un 44% más oferta inmobiliaria hotelera que hace un año (pasando de los 323 hoteles a 465).

Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, ha afirmado a Cinco Días que “los gobiernos de Francia, Alemania y Reino Unido han insuflado una gran cantidad de dinero al sector, que les ha permitido sortear la crisis, contar con liquidez y no tener que recurrir a operaciones de compraventa para esquivar la falta de ingresos. En España también han existido ayudas, como los créditos ICO o los ERTE, pero han sido muy inferiores”.

Los destinos con mayor interés inversor se están focalizando en los establecimientos de Madrid y Barcelona, mercados donde antes de la pandemia era más difícil encontrar operaciones de estas características, junto a los destinos turísticos ya consolidados como Baleares, Canarias y la Costa del Sol.