Información sobre vivienda y economía

BBVA ve la crisis del covid-19 como una oportunidad histórica para cambiar España

APIE
APIE
Autor: Redacción

BBVA cree que España debe aprovechar la crisis del covid-19 para cambiar el modelo productivo. A pesar de que la entidad financiera cree que la recuperación económica será lenta y que el virus seguirá presente durante meses, confía en aprovechar las ayudas procedentes de Europa para transformar el país y reducir las vulnerabilidades.

Según ha explicado el presidente de la entidad financiera, Carlos Torres, durante unas jornadas organizadas por la Universidad Menéndez Pelayo y la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), “tenemos una oportunidad histórica para cambiar España. Podemos poner fin a los problemas estructurales y buscar un crecimiento más sostenible, inclusivo y digital”.

Durante su intervención, Torres ha recordado que los 140.000 millones de euros que va a recibir España del fondo que ha puesto en marcha Europa para mitigar los efectos de la crisis sanitaria deben ir enfocados a fomentar la inversión, más que a la concesión de subvenciones, y ha pedido la colaboración privada para conseguir “no solo que haya más fondos, sino que además las inversiones que se realicen en sanidad, energía, transporte, construcción..., tengan sentido económico para conseguir un efecto multiplicador. Las ayudas europeas tendrán un impacto importante en los próximos años y se espera que aumente un 4% el crecimiento económico en 2024, pero tenemos que buscar que el impacto sea permanente”, ha recalcado.

Para ello, el primer espada de BBVA considera necesario que a corto plazo se genere confianza y exista estabilidad institucional y seguridad jurídica, “que es lo que aumentará la eficacia de todo lo que se haga”, y ha pedido a la Administración que busque “los incentivos adecuados para crear una fiscalidad eficiente que favorezca la inversión y el empleo”.

A medio y largo plazo, Torres también ve imprescindible que España goce de una estabilidad presupuestaria y que reduzca las vulnerabilidades que arrastra la economía  doméstica desde hace décadas, y que se vieron agravadas tras la crisis económica y financiera que estalló en 2008.

Entre ellas están la elevada tasa de paro estructural, el crecimiento de la deuda pública (que próximamente podría alcanzar el 120% del PIB), así como la mejora del sistema educativo que, según Torres, “es el motor del crecimiento y de la igualdad, y la verdadera riqueza de las naciones”.

Según el banquero, es necesario reducir la temporalidad del mercado de trabajo, reducir el paro de larga duración y mejorar los procesos para encontrar el equilibrio entre la demanda y oferta de empleo a través de la tecnología. De hecho, cree que el avance en el terreno digital es una de las claves para apuntalar el crecimiento económico futuro. 

Una recuperación lenta y a expensas del virus

A pesar de que BBVA ha detectado en agosto una mejora del consumo vía gasto de tarjetas, Torres cree que el ritmo de recuperación económica será lento, a pesar de que el Gobierno asegura que el PIB rebotará más de un 10% durante el verano, y de que el impacto del coronavirus en algunos sectores será permanente. 

“Los datos nos hacen pensar en un rebote de la economía en la segunda mitad del año, pero desde unos niveles muy bajos y a expensas de los rebrotes del virus y de las medidas de restricción que puedan imponerse para contenerlos”, aclara. Según el servicio de estudios del banco estima que este año el PIB se contraerá un 11,5%, por encima de lo que prevé el consenso de Funcas, mientras que vaticina un rebote cercano al 7% de cara al próximo ejercicio.