Información sobre vivienda y economía

La construcción pasa sin pena ni gloria por el negocio de las empresas españolas en el extranjero

La construcción es un sector denostado entre las empresas españolas que están afincadas fuera de nuestras fronteras. Y es que es el que cuenta con menos negocios, el que da trabajo a menos gente y el que registra la facturación más reducida de todas las actividades económicas.

Según los últimos datos del INE, las empresas ligadas al ladrillo poseen 901 filiales en el exterior que emplean a una plantilla total de 72.386 personas y que facturan 18.297 millones de euros. Estas cifras quedan en un segundo plano cuando las comparamos con las que registran los demás sectores económicos.

El comercio, por ejemplo, cuenta con 1.237 filiales internacionales, da trabajo a casi 135.000 personas y sus ventas rondan los 36.000 millones de euros. Más diferencias hay aun con la industria, una actividad con 1.186 empresas repartidas por el mundo, 196.200 trabajadores y una facturación que se eleva hasta los 70.990 millones de euros.

Pero si hay un sector que marca distancias con el resto es el de servicios, la actividad estrella de la economía española. “Concentró el mayor porcentaje de filiales españolas en el exterior (un 33,5%), generó el 31,9% de la cifra de negocios total y ocupó al 38,5% de personas empleadas por el total de filiales”, detalla el INE.

Traducido a números, los servicios disponen de 1.675 filiales en el extranjero, casi el doble que el ladrillo, suman 253.000 empleados y facturan en total más de 58.600 millones de euros. Sus cifras, por tanto, llegan a triplicar las registradas por el ladrillo.

Así, teniendo en cuenta todos los sectores, las empresas españolas cuentan con 4.999 filiales en el exterior que generaron una cifra de negocios de 183.874 millones de euros y ocuparon a 656.606 personas.

Los destinos más importantes

El INE también cuantifica cuáles son los destinos más importantes para las filiales españolas, ya sea por número, volumen de plantilla o de facturación. En concreto, los países donde las filiales de empresas españolas en el exterior generan la mayor cifra de negocios son Brasil (12,6% del total), Estados Unidos (11,7%) y Reino Unido (10,9%), mientras que los destinos más destacados por número de filiales son Francia (10,8% del total), Portugal (7,9%), y México (6,8%). En lo que respecta al número de personas ocupadas, Brasil copó el 9,8% del total, México el 8,1% y Francia el 6,4%.

Más allá de las comparativas individuales, en términos generales hay 10 destinos que destacan por encima del resto: concentran el 69,7% de las ventas, el 55,4% del número total de filiales de empresas españolas en el exterior y el 60,5% del total de personas ocupadas. Esta decena de países está formada por Brasil, Estados Unidos, Reino Unido, México, Francia, Portugal, Perú, Argentina, Italia y Chile.

En el caso concreto del ladrillo, la región más destacada es América (concentra un negocio de más de 12.000 millones, casi dos tercios del total), seguida de la Unión Europea excluyendo la eurozona (con 4.059 millones, el 22,2% del total). Entre la eurozona, el resto de Europa y el resto del mundo apenas suman 1.970 millones, el 10,7% del total.