Información sobre vivienda y economía

Mariano Fuentes: "Eliminaremos los cuellos de botella para agilizar la concesión de licencias urbanísticas en Madrid"

Mariano Fuentes, delegado del área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, explica a idealista/news cómo ha afrontado su concejalía la crisis del coronavirus y las medidas que van a adoptar parar amortiguar los efectos negativos de esta. En este sentido, Fuentes afirma que el consistorio va a eliminar “los cuellos de botella” que atascan la tramitación de las licencias urbanísticas en la capital. El edil también aclara por qué y en qué consiste el comité de expertos inmobiliarios creado por el consistorio y analiza los proyectos más importantes de la ciudad como Madrid Nuevo Norte, la Operación Campamento o el soterramiento de la A-5.

¿Cómo ha afrontado el área de Desarrollo Urbano de Madrid la crisis del coronavirus?

Lo hemos afrontado como todo el Ayuntamiento de Madrid, marcando tres criterios muy claros: serenidad, certeza y certidumbre. Hemos intentado ser lo más abiertos posibles y demostrar que las buenas medidas y la toma de decisiones se tienen que realizar de una manera simple y, sobre todo, positiva. Primero, nos hemos centrado en salvar vidas y restablecer todos aquellos requisitos técnicos de prevención para los funcionarios municipales y para la sociedad civil, que para nosotros era lo importante.

Luego nos hemos centrado muchísimo en reactivar toda la actividad económica de la ciudad de Madrid, empezando por uno mismo al implantar un fuerte sistema de teletrabajo basado en un proyecto que ya habíamos puesto en marcha desde hace seis meses en el área de Transformación Digital. Esto nos permitió que a los tres días de estar confinados, el 79% de los técnicos y jurídicos del Ayuntamiento, en este caso del área de Desarrollo Urbano, ya estaban trabajando en casa. Esto ha generado que muchos de los trámites que teníamos en marcha hayan podido continuar su curso normal. Hemos podido otorgar una seria de licencias muy importantes para la ciudad y para la futura reactivación económica que necesitamos.

Desde su área de Gobierno se ha impulsado un Comité de Expertos del sector inmobiliario ¿puede explicar en qué consiste este organismo de reciente creación?

Lo que queríamos en el Ayuntamiento de Madrid era debatir e implementar las futuras medidas para preparar la desescalada. Por eso consideramos que no sólo el Ayuntamiento podía establecer nuevas medidas mirándose el ombligo, sino que tendría que contar con la sociedad civil, una colaboración público-privada efectiva. De ahí que contáramos con nueve expertos de reconocida capacidad profesional y reputada cualificación académica que nos han aportado grandes ideas. Estas propuestas nos servirán para que el Ayuntamiento sea palanca de cambio y de reactivación del sector inmobiliario en Madrid.

Este Comité de Expertos se ha reunido hace tres semanas y terminamos esta semana. Estamos trabajando en cinco bloques fundamentales. El primero de ellos es la agilización de licencias administrativas; el segundo, incentivos al alquiler y a la compra de la vivienda; el tercero, seguridad jurídica; el cuarto, transformación digital y el último, ayudas e impuestos. Es decir, un paquete de medidas específico para cada una de las necesidades que sirvan, como he dicho, para reactivar el sector inmobiliario.

¿Cuándo podrá ver el ciudadano el resultado de estas medidas adoptadas en el Comité de Expertos?

Pues mira, que hayamos corrido tanto en la definición de las medidas es porque entendemos que son medidas a corto, medio y largo plazo. Las medidas a corto plazo las podremos ver esta semana, porque aprobamos el plan de choque de agilización de licencias en el Ayuntamiento de Madrid. Las de medio y largo plazo, sobre todo son ayudas y una serie de medidas que sirvan para flexibilizar el planeamiento urbanístico y permita, sobre todo, la compatibilidad de usos en determinadas zonas de Madrid, algo que para nosotros es muy importante.

¿Cómo van a abordar el tema de la compatibilidad de los usos de suelo?

Debemos de saber medir los tiempos en los que la administración pública puede generar un efecto palanca para la reactivación del sector. La simplificación de los usos se tiene que hacer mediante una modificación normativa, que tiene sus tiempos. Pero también se puede realizar mediante una serie de instrucciones, que es lo que nosotros estamos generando en la ciudad de Madrid. Por ejemplo, poner a disposición los suelos dotacionales que tienen titularidad municipal, para poder generar allí los nuevos modelos de vivienda que todos estamos trabajando como cohousing, coliving… Ampliar, por así decirlo, el espectro y las posibilidades de nuevas viviendas en la ciudad de Madrid, a través de los patrimonios municipales del suelo.

¿Cuánto estiman que podrían reducir los plazos de concesión de licencias urbanísticas en Madrid?

Hoy en día estamos trabajando en dos frentes: uno, con los expedientes que tenemos pendientes de conceder la licencia y otro con las nuevas licencias que puedan aprobarse. En este plan de choque de agilización de licencias nos centramos en los dos.

En el primero de ellos vamos a reducir los trámites al máximo. De hecho, vamos a aplicar determinados artículos de la ordenanza para poder dar licencias provisionales a todos aquellos proyectos que se pudieran encontrar pasado el plazo del requerimiento. Estamos trabajando también en una licencia por fases que para nosotros es importante. Y, sobre todo, estamos trabajando en eliminar una serie de burocracias que generan cuellos de botella y que son los que realmente están impidiendo que reduzcamos al máximo los plazos de concesión de licencias. ¿A qué me refiero? Me refiero, por ejemplo, a los informes sectoriales que se tienen que pedir a otras administraciones.  

Y por otro lado, dos temas más importantes. Uno, fomentar y agilizar todo el tema de ayudas y subvenciones a la rehabilitación mediante la concesión directa de licencias urbanísticas. Y dos, modificar el funcionamiento y la organización de la Comisión de Patrimonio, que entendemos que también es uno de los cuellos de botella importantes en la tramitación de licencias.

¿Cómo va a ser la ciudad de Madrid tras la pandemia del covid-19?

Tenemos que implementar más medidas en materia de peatonalización, en materia de generación de pequeñas infraestructuras verdes, en materia de poner a disposición de nuestros barrios parcelas municipales de suelo que puedan ser complementadas y que mejoren ambientalmente el espacio… La calle va a ser un elemento fundamental y por eso queremos revitalizarla y, sobre todo, modernizarla con aspectos importantes de la nueva movilidad.

Con respecto a las viviendas debemos de realizar un estudio completo para analizar cómo el teletrabajo ha comenzado a formar parte de nuestras vidas. Desde luego, en el Ayuntamiento lo tenemos claro y nos ponemos a disposición de todos los agentes del mercado para modificar la normativa en aquello que sea necesario.

¿Ha aprovechado el Ayuntamiento para acometer mejoras en la vía publica durante el confinamiento de la población?

Así lo hemos hecho. Esta pandemia de coronavirus ha reactivado muchísimos proyectos que estaban previstos realizarse en otro momento. Aprovechando que las calles se encontraban vacías hemos iniciado una operación asfalto a través del área de Obras y Equipamientos, que ha supuesto por ejemplo asfaltar la avenida de Andalucía, que era una calle que llevaba muchísimos años sin asfaltarse. Es decir estamos realizando todos esos trabajos que son necesarios, porque debemos tener en cuenta que la actividad genera una inyección económica directa a nuestras empresas, autónomos y pymes, que son quienes más están sufriendo esta crisis económica.

¿En qué punto se encuentran los desarrollos urbanísticos más importantes de la ciudad como Madrid Nuevo Norte, los del sureste o Valdebebas?

Unos se encuentran en fase de gestión urbanística y otros se encuentran ya directamente en ejecución. Nosotros cuando entramos en este equipo de Gobierno planteamos una nueva etapa de gestión urbanística, no tanto de planeamiento. Y lo hemos demostrado. Hemos aprobado definitivamente Madrid Nuevo Norte. Si bien es cierto que vamos a realizar una corrección de errores del documento inicial, que sin duda va a facilitar muchísimo más la compresión de lo que es el proyecto

Respecto a los desarrollos del sureste estamos participando en las juntas de compensación: Berrocales, Valdecarros, los Cerros, Ahíjones… es decir, reactivando la misión del Ayuntamiento que durante los últimos años anteriores había quedado completamente paralizada, más que nada por un sectarismo ideológico que no llegamos a comprender. Y por último, Valdebebas donde sí que hemos impulsado los dos trámites que quedaban: la aprobación de un plan especial de un vial público y, sobre todo el más importante, la aprobación del proyecto de urbanización del Parque Central, que sin duda lo que hace es terminar, por así decirlo, las fases de tramitación urbanística de todo el ámbito en el Ayuntamiento de Madrid.

Tras las correcciones que deben de hacer en el proyecto Madrid Nuevo Norte, ¿existe una fecha fijada para el comienzo de las obras?

Lo que hemos hecho ha sido establecer una planificación adecuada. De hecho queremos crear una oficina específica de gestión de todo el ámbito, para que exista una máxima coordinación entre todos los agentes y todas las administraciones. El objetivo es que en ese ámbito existan grúas en 2023 realizando la urbanización y, sobre todo, represente el inicio del gran proyecto que ya habrá empezado también con la remodelación de la estación de Chamartín.

Con respecto a los desarrollos del sureste, ¿han hecho alguna estimación de cuántas viviendas podrán levantarse tras su gestión?

Como todos sabemos, los desarrollos del sureste están faseados y cada uno se encuentra en un estadio distinto, no sólo de planeamiento, sino también de gestión urbanística. Pero nuestra estimación es que durante nuestro mandato pondremos a disposición de la ciudadanía en estos ámbitos más de 15.000 viviendas con las fases que hoy en día se encuentran aprobadas.

¿Sigue existiendo la voluntad de volver a poner en marcha la antigua Operación Campamento?

Sí, porque es voluntad del Ayuntamiento de Madrid que así sea. La realidad es que el titular mayoritario de este ámbito es la Administración Central, en este caso, el Ministerio de Defensa, y dependemos de ellos y de su voluntad para poder poner en marcha este desarrollo. No obstante, el Ayuntamiento de Madrid ya ha tenido reuniones con ellos y también con el área de la Secretaría de Vivienda del Ministerio. Por tanto, nosotros seguimos avanzando para poner a disposición las 10.500 viviendas que están en la Operación Campamento, que ya tiene un planeamiento aprobado y que para nosotros es muy importante para la zona sureste de la capital.

Hace algunos meses se anunció un proyecto de colaboración público-privada con empresas tan importantes como Merlin para remodelar la zona financiera de Azca, ¿en qué momento se encuentra este plan?

El proyecto sigue en desarrollo. Aquí estamos implicadas varias áreas del Ayuntamiento: el área de Obras y Equipamientos, el área de Desarrollo Urbano y también la Junta Municipal de Distrito. Tenemos reuniones continuas con los promotores del proyecto porque lo que queremos es revitalizar ese nodo tan importante de ciudad que tenemos en ese ámbito financiero.

Hay que tener en cuenta que hoy en día Azca incluye un importante paquete comercial con grandes centros comerciales, un importante nodo de oficinas y económico, sin lugar a duda, y también un importante nodo de tránsito de turistas hacia uno de los museos más importantes que tiene la ciudad de Madrid. Entonces, para nosotros es importante revitalizarlo, pero no desde el punto de vista de mejora de la urbanización, sino generando nuevos usos que le dé una vida más allá del horario de oficinas a todo el complejo.

Para nosotros es importante que a todas las personas que vivimos en Madrid nos apetezca ir a esta zona a partir de las siete de la tarde.

¿Qué nuevos usos pretenden implementar en esta zona?

Lo importante en Azca es generar una mejora en el espacio público urbano. Entonces lo que tenemos que buscar son nuevos usos de carácter cultural, de carácter terciario o recreativo, para que podamos vivir Azca, que es lo más importante. Es crear un espacio que no sea de paso, sino un espacio donde te apetezca estar.

Hablando de rehabilitación de la ciudad, ¿en qué consiste el proyecto ‘Reactiva Madrid’?

Bueno, realmente a través del área de Innovación estamos trabajando con todas las startups que se encuentran ya en los viveros de empresa. Lo que nos va a aportar son nuevas ideas al sector y una vez finalizado el plazo de estudio, evidentemente nuestro interés es ponerlas en marcha.

Dentro del apartado de obra pública, ¿qué ocurre con el soterramiento de la A-5?

Para nosotros es uno de los aspectos más importantes en materia de inversión pública y sin duda alguna un proyecto que transformará completamente el sureste de la ciudad. Hace quince días se aprobó por parte de Junta de Gobierno la licitación del proyecto con un importe cercano a los 5 millones de euros. Nuestro objetivo es que esté finalizado en el 2023.