Información sobre vivienda y economía

Una espectacular casa prefabricada, pasiva y de diseño en un rincón paradisíaco de Melbourne

Maxa Design
Maxa Design
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

En la zona este de Melbourne (Australia), una región que en algunos puntos resulta paradisíaca, encontramos esta fabulosa casa prefabricada rodeada de colinas y copas de árboles. La sostenibilidad es la característica principal de este proyecto diseñado por Maxa Design, que cuenta con la certificación Passivhaus.

La casa está adaptada al entorno en el que se ubica, como demuestra el hecho de que se encuentra inclinada hacia el sureste en el sitio para aprovechar la caída del terreno. La inclinación de la casa también ofrece vistas a estas colinas conocidas como los Dandenongs y facilita la entrada de la luz del norte a la cocina, el comedor y la sala de estar, y el salón en la parte delantera de la casa. El área de entretenimiento al aire libre está orientada hacia el norte, donde la terraza y el paisaje, con plantaciones de especies autóctonas y chorros de agua, son visibles para los transeúntes a través de la cerca de postes de madera.

Todas las áreas de estar, el dormitorio principal y el estudio se encuentran a nivel de la calle. De esta forma, se logra una mejora en la accesibilidad a estas estancias. Unas escaleras brindan acceso al nivel inferior donde hay dos dormitorios para los visitantes. Un puente acristalado que cruza el arroyo conduce a un estudio autónomo que también tiene su propia entrada independiente y un patio privado; esto está destinado a visitantes a largo plazo o, incluso, inquilinos.

La arquitectura de la casa terminada es distintiva y se aleja de las ideas preconcebidas sobre las casas pasivas. Cuatro secciones triangulares se despegan del techo, creando altos techos abovedados en el interior y con ventanas destacadas para el sol del noreste y para purgar el calor del verano. Sin embargo, esto detalles podrían suponer un problema para la certificación de casa pasiva. La cuestión se solucionó prestando una especial atención a los niveles de aislamiento de la estructura general del edificio, incluidas las ventanas de triple acristalamiento de alto rendimiento.

Otro factor que distingue a esta casa es el uso de Panellite, unos paneles prefabricados aportados por la empresa Carbonlite, paredes, piso y techo. Este producto está diseñado específicamente para su uso en casas pasivas. En otros lugares, Maxa Design especificó materiales naturales siempre que fue posible. Se utilizaron madera de goma manchada y paneles de zinc para el revestimiento, y la terraza y la pérgola también son goma manchada. El interior es blanco, gris oscuro y madera, y una pared de azulejos junto al hueco de la escalera proporciona una característica bellamente texturizada. El agua de lluvia recolectada se instala en toda la casa con respaldo de red durante períodos prolongados de sequía.

Además, esta es una casa totalmente eléctrica. La calefacción y refrigeración se realiza a través de un sistema split de 3 kW integrado en el sistema de ventilación de recuperación de calor, lo que reduce en gran medida el tamaño del sistema necesario para una casa de este tamaño y garantiza una distribución uniforme.