Información sobre vivienda y economía

La nueva Operación Calderón se presenta con menos viviendas y más zonas verdes

El Ayuntamiento de Madrid y los propietarios del suelo, el Club Atlético de Madrid y la cervecera Mahou, presentaron el plan de desarrollo urbanístico para la zona denominada Operación Mahou-Calderón. Finalmente se reduce la edificabilidad y se levantarán 1.200 viviendas, la mayoría en régimen de VPO, habrá más zonas verdes y se abandona la idea de soterrar el tramo de la M-30 a la altura del estadio Vicente Calderón.

Después de una semana de espera, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto al delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, y la directora de la Unidad de Negocio de Patrimonio de Mahou San Miguel, Paloma Boceta, presentaron el acuerdo entre el consistorio y los dueños del suelo para desarrollar el ámbito Mahou-Calderón después de años parada en los tribunales.

El nuevo plan contempla una reducción de la edificabilidad de un 16% respecto del anterior plan y se pasa de más de 175.000 m2 a 147.000 m2, lo que mantiene la viabilidad económica de la operación, según los cargos municipales. Esto supone que sobre los 204.218 metros cuadrados disponibles se construyan unas 1.200 viviendas, con un límite de altura de 8 planchas

Las zonas verdes se incrementan a 79.900 actuales desde los 54.600 m2 del plan anterior, junto a nuevos equipamientos que pasan a 12.800 m2 frente a los 10.000 m2 que establecía el plan anterior.

El Plan General de Ordenación Urbanística para la zona aprobado en 2009 y el posterior Plan Parcial de 2014 acabaron en los tribunales por incumplir, entre otros aspectos, la limitación legal de altura dispuesto en la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid de 2008, ya que se contemplaba una edificabilidad con torres de más de veinte plantas.

Otra de las claves para que se llegara a acuerdo ha sido la idea de renunciar al soterramiento de la Calle 30 en el tramo del estadio Vicente Calderón, que reducirá el coste económico de las obras para el Ayuntamiento. Tanto la como la urbanización, las redes y la demolición del estadio serán asumidas por los propietarios del suelo, que ya buscan comprador para explotar el desarrollo urbanístico de la zona tras la marcha de FCC.

Tras este acuerdo entre las partes, el proceso pasa a audiencia pública. Una vez pasado este plazo se iniciará la tramitación de una nueva Modificación Puntual del Plan General y un nuevo Plan Parcial que den forma jurídica al proyecto para desbloquear su situación legal actual.

Si los plazos se cumplen, las primeras obras comenzarán sobre la zona de la antigua fábrica de cerveza Mahou, mientras el Club Atlético de Madrid continúa en el Estadio Vicente Calderón durante la temporada 2016-2017. Está previsto que se traslade al nuevo estadio de La Peineta al inicio de la temporada 2017-2018.