Información sobre vivienda y economía

El estado de alarma atrasa la presentación del índice de alquiler del Gobierno

Mitma quería presentarlo a finales de marzo · La iniciativa para limitar el mercado también en el aire

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha decidido aplazar la presentación del índice de precios del alquiler, según avanza El Economista, y que el ministro del ramo, José Luis Ábalos, adelantó que se pondría en marcha a finales de marzo.

La llegada de este índice oficial del alquiler sufre un nuevo retraso, después de que las pasadas Elecciones Generales de noviembre supusieran el primer motivo del aplazamiento, y cuando se esperaba para finales de 2019 tal y como se pretendía en el Real Decreto ley de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler publicado en marzo del año pasado.

La crisis provocada por la pandemia del covid-19 ha trastocado los planes del Gobierno, y todo hace indicar que además de este aplazamiento tampoco llegará para antes del verano el anuncio del ministro de llevar a la Cámara Baja una “iniciativa para permitir el control de precios del alquiler en aquellas zonas que hayan experimentado subidas desorbitadas”.

Ábalos adelantó en febrero que esta medida sería coyuntural y temporal, y que serán los propios ayuntamientos y autonomías las que determinen si aplicarlo o no. Esta medida supondrá la limitación de las rentas en aquellas zonas que se determinen tensionadas, en función de este nuevo índice de Precios del Alquiler, del que se esperaba conocer su metodología. Un peligro según el sector en caso de equivocarse en qué zonas hacerlo.

Agentes sociales como los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO ya han pedido al Gobierno regular el mercado del alquiler para alinearlo con los ingresos de la población y en consolidar un amplio parque público de alquiler. “Se tomará como referencia los ingresos de los hogares y se considerará zona tensionada aquella en la que el coste medio del alquiler supere el 25-30% de los ingresos medios de los hogares que residen en la zona”, afirma el estudio presentado a comienzos de este mes.

Regiones como la Comunidad de Madrid o el Ayuntamiento de Madrid ya adelantaron que no va a poner límites al mercado del alquiler,  y anunciaron su voluntad de acudir a la justicia en caso de que se impongan medidas en materia de vivienda que socaven sus competencias.

Cataluña, por su parte, acaba de aprobar una polémica Ley de Vivienda que incluye medidas para controlar el mercado del arrendamiento y establecer un Índice de Precios del alquiler para controlar las rentas. Mientras el Ayuntamiento de Barcelona, que dirige Ada Colau, lleva insistiendo al Gobierno para que le permita aplicar un control a las rentas en las zonas más tensionadas de la ciudad.